5 claves para ser feliz con tu familia

Por Ana Villarrubia.

More From Adictas al amor
20 articles
Vacaciones por separado ¿una mala señal?
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la puerta al amor
Imagen de la película Match Point para ilustrar un tema de la psicóloga Ana Villarrubia sobre infidelidad. "He sido infiel y lo sabe. ¿Cómo puedo hacer que me perdone?"
​He sido infiel y lo sabe, ¿cómo puedo hacer que me perdone?

La pareja es el refugio ideal cuando marcha bien, pero se convierte en la más tormentosa fuente de disgustos cuando los conflictos se vuelven enrevesados. Demasiadas veces nos enfrascamos en debates disparatados en los que olvidamos tanto el origen como el objetivo. Te propongo que te acerques limpiamente a los pilares de tu pareja: recuperando la razón de ser de vuestra unión para caminar sin cargas (y disfrutando al máximo) hacia vuestros objetivos.

Publicidad

No te compliques, valora la esencia. Siempre queremos más y mejor, pero en esa búsqueda, a menudo, nos olvidamos de las raíces. Recupera las bases: lo que os unió, lo que te gusta de vosotros como pareja, lo que te hace sentir bien. Las relaciones interpersonales, con intereses a menudo divergentes, ya son suficientemente difíciles de gestionar como para que te compliques la vida todavía más. Desenmaraña expectativas, peticiones e intercambios. Pide lo que quieres sin segundas intenciones, de forma más pura; y disfruta de cada momento agradable sin dobleces. Laintimidad, lacomprensión, elafecto, lapasión… Todo eso que solo compartes con él, es lo más gratificante que la pareja nos ofrece y a lo que antes renunciamos cuando nos perdemos en reproches y debates irresolubles.

More From Adictas al amor
20 articles
Vacaciones por separado ¿una mala señal?
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...
Imagen de la película Match Point para ilustrar un tema de la psicóloga Ana Villarrubia sobre infidelidad. "He sido infiel y lo sabe. ¿Cómo puedo hacer que me perdone?"
​He sido infiel y lo sabe, ¿cómo puedo hacer que...
Imagen de Orlando Bloom (Drew Baylor) y Kirsten Dunst (Claire) en un fotograma de la película 'Elizabethtown'
¿Está arruinando el móvil tu relación de pareja?
Fotograma de la película Kramer contra Kramer para ilustrar de un tema de la psicóloga Ana Villarrubia titulado: Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra

Deja de lado el orgullo. No te atrincheres en posturas rígidas y auto defensivas. Defender el ego, si bien puede mantenerte a flote en el corto plazo con una efímera y fútil victoria, acaba siendo destructivo. Desde la mirada centrada en ti misma no te será posible comprender ninguna realidad que escape a tus esquemas mentales. Y no, tus esquemas no son ni universales ni los más válidos necesariamente. Muchas veces cometemos el error de personalizar los errores de la pareja: como si hubiera hecho las cosas mal para fastidiarnos. Él es humano, él también se equivoca, y probablemente actúe guiado por motivos con los que, compartidos o no, te será necesario empatizar.

Pide, no exijas. Eso de “cambiará porque me quiere” no es más que una quimera. Tan falsa como irracional. No te engañes, por mucho que os queráis ni tú vas a cambiarle a él ni él va a cambiarte a ti. Podréis ajustaros, podréis incluso hacer concesiones y renuncias, pero nunca en lo fundamental. Y, si algún cambio es posible (que lo es), siempre ha de provenir de uno mismo, no es accesible a golpe de prohibición o imposición. Acompáñale en el proceso, ayúdale si te lo pide, pero ten por seguro que toda imposición generará conductas defensivas y acabará en grave conflicto.

Mantén las influencias externas a raya. ¿Cuántas de las discusiones que has tenido con tu pareja venían originadas por otras personas? A las personas nos encanta opinar, y a la gente que te rodea le encantará aconsejarte velando siempre por lo que ellos consideren “tu bien”, que no es otro que el que ellos querrían para sí mismos. De ti depende que las opiniones de otros se conviertan o no en veneno para tu relación de pareja, que es vuestra y solo vuestra. No hagas tuyos los juicios de otros y reflexiona sobre lo que verdaderamente quieres tú antes de anunciarlo.

Quiérete, cuídate y permite que él se cuide también. Por muy importante que él sea para ti, lo fundamental en tu vida eres tú. No te olvides de ti misma, no olvides ni las pasiones ni las ambiciones que te han ido guiando, y que aún no has satisfecho. La pareja puede copar una considerable porción de tu vida, pero tú vales además de ella y (muchas veces) por encima de ella. Os escogisteis libremente por cómo sois, y no tendría sentido abandonarse a la pareja y dejarse de lado a uno mismo. La pareja que no permite seguir cultivando cualidades y aptitudes personales, en mi opinión, puede acabar siendo peligrosa al crear dependencias emocionales tan tóxicas como innecesarias.