Salgo con un hombre casado

Si estás pensando en comenzar una relación con una persona casada tienes que tener en cuenta una serie de conflictos a los que tendrás que enfrentarse. ¿Te sientes preparada?

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de Orlando Bloom (Drew Baylor) y Kirsten Dunst (Claire) en un fotograma de la película 'Elizabethtown'
¿Está arruinando el móvil tu relación de pareja?
Fotograma de la película Kramer contra Kramer para ilustrar de un tema de la psicóloga Ana Villarrubia titulado: Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
No sé si aún estoy enamorada de él

La relación de pareja con un hombre casado es compleja y, en mi opinión, tarde o temprano acaba siendo necesariamente conflictiva. Al menos así ocurre en la inmensa mayoría de relaciones de este tipo: o se enfría y se abandona (en el mejor de los casos) o acaba en doloroso conflicto. Y es que, no lo olvides, se trata de una relación que nace de la desigualdad.

He defendido aquí en numerosas ocasiones que la pareja más saludable y gratificante es aquella en la que ambas personas se relacionan de igual a igual, aquella en la que los dos se respetan, comparten y crecen –tanto juntos como también por separado–. Si él ya tiene un compromiso previo todos estos procesos se obstaculizan:

Publicidad

No eres tú para quien está disponible. Tú no tienes por qué mentir pero él ha de mantenerte necesariamente oculta y dedicarte solo un tiempo que siempre es "robado".

No existe reciprocidad, esa que tan característica es de la pareja y que la hace tan satisfactoria. Tú, quien está soltera, serás la que no disfrutas de un día a día de intercambios, la que no vivas nunca una tarde de domingo y la que no puedas pasear con él tranquilamente por tu ciudad. Tú serás quien más sufras.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de Orlando Bloom (Drew Baylor) y Kirsten Dunst (Claire) en un fotograma de la película 'Elizabethtown'
¿Está arruinando el móvil tu relación de pareja?
Fotograma de la película Kramer contra Kramer para ilustrar de un tema de la psicóloga Ana Villarrubia titulado: Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
Mi ex utiliza a mis hijos en mi contra
No sé si aún estoy enamorada de él
El marido de mi amiga la engaña. ¿Debo decírselo?
Imagen de la película Atracción fatal, con Michael Douglas y Glenn Close, para ilustrar un tema de la psicóloga Ana Villarrubia sobre por qué somos infieles.
¿Por qué somos infieles en realidad?

La estabilidad no dependerá de tu esfuerzo, sino más bien de una multitud de factores que escapan a tu control (la mujer engañada, los hijos si los hay, la familia de él que no puede saber de tu existencia).

No construís una relación de cero, simplemente porque la pareja nace ya con cargas y para estar juntos es necesario asumir, por parte de él, una cantidad excesiva de renuncias. Aunque la relación prosperara, todo lo que en la pareja normalmente implica intimidad para él supondrá un dilema moral, se convertirá en un camino de obstáculos y quizá también de culpas.

Y la convivencia puede que nunca sea posible. Pasado un tiempo en el 9% de los casos querrás dar un paso adelante. ¿Lo querrá él de la misma manera? Todo lo que tú deseas, él ya lo tiene con otra persona. Te enfrentas a la posibilidad de que la relación tenga un techo que al principio era de cristal pero que, a medida que tus expectativas aumenten, se puede tornar cada vez más evidente.

La relación con una persona que ya tiene un compromiso (y quizá incluso una familia) no suele ser satisfactoria más allá del enamoramiento inicial. Como nunca se llegan a compartir muchos momentos juntos, éstos tienden a idealizarse y el amor más pasional, cierto es, puede mantenerse vivo durante más tiempo. ¿Hasta que punto te compensa? Eso ya es decisión tuya.

Aunque las relaciones entre soltero y casado se dan tanto en hombres como en mujeres, lo cierto es que lo hombres son más infieles y somos las mujeres las que habitualmente  más sufrimos las consecuencias, tanto de la infidelidad como de salir con una persona casada.