Claves para aprender a perdonar

Quien diga que en pareja nunca se ha sentido decepcionado o herido de ninguna manera probablemente mienta. Al menos yo aún no me he encontrado con un caso así. No se crece como pareja cuando todo va bien y no existe ningún conflicto al que enfrentarse, se madura cuando los dos, juntos, somos capaces de resolver con éxito los problemas que la vida nos va plateando. Por Ana Villarrubia.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la quieres perder)

Pero, ¿qué pasa cuando los conflictos vienen derivados de la propia relación? De no solucionarse, se acumulan rencores de esos luego vuelven de manera incontrolada e intrusiva, colándose en discusiones que nada tienen que ver. Perdonar es la única opción para seguir el camino “libre de cargas”. ¿Cómo se hace? Trata de seguir estos pasos:

Identifica y concreta el motivo de tu enfado. Perdonas un agravio bien concreto, no le perdonas por todos los posibles agravios ni le entregas el “cheque en blanco” del perdón para cuando quiera utilizarlo. Déjale a él y déjate a ti misma bien claro qué hechos son exactamente los que necesitas perdonar.

Publicidad

Empatiza con él. No te pido que le justifiques pero sí que trates de comprender. ¿Acaso tú nunca le has hecho daño? En esos momentos, por muy garrafal que fuera tu error, seguro que encontrabas ciertos detonantes que, de alguna manera, explicaban tu maltrecha actuación.

Asume tu responsabilidad en el conflicto, si es que la hay. Muchas veces el problema se ha magnificado por el simple hecho de no decidirse a afrontarlo a lo largo del tiempo. Asumir esta responsabilidad te ayudará a abordar la situación con más tranquilidad y más humildad.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la...
Imagen de la película 27 vestidos para ilustrar el artículo 7 frases que pueden arruinar una primera cita, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia, para la revista AR
8 frases que pueden arruinar una primera cita
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

Libérate de las emociones negativas acumuladas. Identifica y expresa las emociones que te generó el problema. No se trata de que le humilles o de que le chantajees, tan sólo de que le hagas partícipe de todo lo que te causó; de manera que pueda comprender cómo te sentiste y cuál fue la magnitud de la herida que causó. Expresa esas emociones incómodas sin intención de herirle tú de vuelta, no estás vengándote sino todo lo contrario. Este es uno de los pasos que más cuestan pues suele conllevar un significativo nivel de ansiedad. Si te ves incapaz te recomiendo que escribas una carta antes, o incluso que ensayes frente a un almohadón, de modo que consigas expresarte frente a él sin que la rabia nuble otras emociones o desorganice tus ideas.

Pide lo que necesites. Muchas veces el daño causado puede ser enmendado, otras veces puede llegar a ser compensado de alguna manera, aunque solo sea con un reconocimiento sincero. Si necesitas algo más que un “perdóname” trata de pedirlo.

Y, por último, sólo te quedapasar página sin miedo. No vale echar en cara algo ya resuelto o utilizar este proceso en su contra. Vigila y procura que no vuelva a ocurrir pero, sobre todo, disfruta de la sensación de libertad que te proporciona mirar al futuro sin los pesos del pasado. Perdonar te hace más fuerte y te permite construir nuevos proyectos.

www.anavillarrubia.com