Los enemigos de tu felicidad

Con la ayuda del psicólogo Rafael Santandreu nos proponemos identificar y derrotar a los diez adversarios de la felicidad más resistentes. ¿La mejor arma? Nuestra capacidad de amar.

10 pasos te separan para aprender a combatir a los enemigos de tu felicidad.

Publicidad

1. Ansiedad: Cuando te falta el aire... ¡respira y piensa! No puedes dormir, tienes un continuo nudo en el estómago, estás al borde del ataque de pánico... Para Santandreu, la ansiedad es uno de los grandes males de nuestra sociedad, derivado de la 'necesidad' de poseer y del miedo al fracaso en las distintas esferas de la vida.

2. Asertividad: No necesitas la aprobación de los demás. No saber decir que no y no atrevernos a expresar ciertas cosas puede llevarnos a situaciones incómodas. Santandreu nos recuerda que no necesitamos ser perfectos para ser felices: "En cuanto asumes esto, desaparece el miedo a que no te aprueben.

Publicidad

3. Ira: Tú puedes controlar ese mal carácter. ¿Tu amiga te ha vuelto a dejar plantada? ¿A tu pareja se le ha vuelto a olvidar pasar por la tintorería? ¡Cuidado, la rabia puede ganarte la batalla! Quejarte con ira o enfadada en exceso puede desautorizarte, además de que tomar una decisión en esas condiciones se hace casi imposible, pues nuestra mente se nubla, se bloquea y se vuelve impulsiva.

4. Tristeza: Se puede convivir con ella ¿Quién no se ha sentido abatido por una pérdida, un fracaso o una adversidad? Para Santandreu no es difícil acabar con este sentimiento porque, la mayor parte de las veces, "uno se pone triste porque cree que le falta algo, que ha perdido algo o que no puede acceder a algo de gran valor para él. Para combatir la tristeza, debes abrir los ojos y darte cuenta de la abundancia de cosas maravillosas que sí tienes alrededor".

Publicidad

5. Adversidad: ¡Que nada te pare! La mayor parte de nuestras quejas ante las adversidades tienen que ver con la incomodidad: he perdido el tren, se me ha quemado la cena... "Si te das cuenta de que las comodidades no son importantes para conseguir la felicidad, entonces las adversidades dejan de tener relevancia".

6. Celos: Tres ya no son multitud ¿Que la aparición de un tercer miembro en la pareja puede contribuir a hacernos más felices? Para la mayor parte de nosotros esta frase no tiene sentido.

7. Apego a la justicia: No vivimos en un mundo equitativo, ¿y qué? "No es justo que asciendan a mi compañera y no a mí". "Es muy injusto que sea yo la que pague por vuestra discusión". "¿Por qué me ha tocado a mí esta desgracia?". En la sociedad actual es constante la interpelación a la justicia como causante de una gran parte de nuestras desdichas.

Publicidad

8. Susceptibilidad: ¿Todo el mundo contra a ti?. Vivimos con la errónea creencia de que todo el mundo nos tiene que tratar bien todo el tiempo. Por eso, en muchas ocasiones y circunstancias nos volvemos hipersensibles y paranoicos ante los demás, protegiéndonos de quien nos pueda ofender y aislándonos.

9. Hipocondria: En busca de la enfermedad temida. Creer que detrás de un dolor de cabeza hay un tumor, examinar cada uno de los lunares del cuerpo porque parece que tienen mala pinta, buscar una segunda opinión sobre lo que se ha diagnosticado como una simple alergia... Esta desorbitada e irracional preocupación por la enfermedad es causa frecuente de infelicidad.

10. Miedo al cambio: ¿Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer? Nos produce angustia pensar que nuestros hijos tienen que abandonar el hogar, nos da miedo cambiar de trabajo, nos aterroriza que nuestra pareja nos pueda dejar, nos asusta la idea de emprender un negocio... Todo esto se traduce en miedo a tomar decisiones, al fin y al cabo.

Publicidad

Las gafas de felicidad

Con su tercer libro, Las gafas de la felicidad. Descubre tu fortaleza emocional (Ed. Grijalbo), Rafael Santandreu pretende proporcionar herramientas eficaces, basadas en la terapia cognitiva, para convertir a los lectores en personas más fuertes, tranquilas y felices, librándoles de miedos, complejos o de la necesidad de poseer.