Ellas congelaron sus óvulos

Es el caso de la actriz Eva Longoria, que tomó esta decisión cuando, por contrato, le prohibieron quedarse embarazada mientras protagonizase Mujeres desesperadas. O de Jennifer Aniston, que no se da por vencida en su empeño por encontrar al hombre con el que formar una familia. También la actriz Sofía Vergara ha admitido públicamente haberlo hecho hace unos años, y ahora tiene la intención de repetir maternidad en breve. Incluso la celebrity Kim Kardashian, que estaba a punto de hacerlo antes de quedarse embarazada de su hija, pues varios médicos le habían asegurado que le sería imposible quedarse embarazada de forma natural.

Ovodonación
¿Qué es? Los programas de donación de óvulos permiten un embarazo seguro gracias a la selección de ovocitos de una donante joven y sana que son fecundados con los espermatozoides de la pareja o de un donante. En todo el proceso se garantizan la más absoulta confidencialidad y el anonimato.
Proceso. La selección de la donante es el comienzo. Los programas aseguran que la elegida está en estupendas condiciones físicas y psicológicas para garantizar el nacimiento de un bebé sano. Además, se intenta que donante y receptora tengan las mismas características físicas e inmunológicas. El siguiente paso es la estimulación ovárica de la donante. Después se extraen los óvulos y se procede a la fecundación con los espermatozoides.
Finalmente, se prepara el útero de la receptora con estrógenos y progesterona para que el endometrio esté en las mejores condiciones. Cuando está listo, se le transfieren dos embriones.
Cuánto cuesta. Participar en un programa de ovodonación cuesta entre 6.000 y 7.000 €. Hay que sumar la fecundación y la implantación: entre 2.500 y 5.500 € más.

Vitrificación
¿Qué es? Es un procedimiento sencillo que consiste en la congelación de ovocitos de manera súbita para minimizar los riesgos sobre el óvulo. Así conservados ofrecen tasas de embarazo similares a las que se obtienen con óvulos frescos.
Proceso. El procedimiento comienza con la estimulación ovárica mediante la administración de medicamentos hormonales.
Después, se extraen varios ovocitos con una punción folicular, que se realiza con sedación. Por último, una vez extraídos los óvulos, se realiza la vitrificación en el laboratorio. Se mantienen en nitrógeno líquido, perfectamente identificados durante un tiempo indefinido. En el momento en que se decide utilizarlos, se descongelan para fecundarlos y luego se implantan los embriones en el útero.
Cuánto cuesta. El precio oscila entre 2.000 y 4.000 €, en función de la clínica. A esto hay que añadir el coste anual del mantenimiento de los ovocitos, entre 300 y 400 €. Y la desvitrificación y posterior fecundación in vitro: otros 3.000 o 4.000 € más.

Congelación de tejido ovárico
¿Qué es? Esta técnica ha permitido a algunas mujeres ser madres tras sufrir cánceres ginecológicos a una edad temprana. En unos años será también una interesante propuesta para las que se plantean posponer la maternidad. Aún no está plenamente desarrollada, pero su fundamento es la vitrificación de un trozo de ovario que, cuando se implanta –puede ser años más tarde–, permite recuperar la actividad ovulatoria y la fertilidad.
Proceso. Mediante una laparoscopia, una sencilla intervención con anestesia general, se extrae la corteza de los ovarios para mantenerla congelada. Después se procede a la implantación, y en unas semanas se recupera el funcionamiento reproductivo. Aún es difícil conseguir el embarazo espontáneo y se suele recurrir a la inseminación artificial o a la fecundación in vitro. Todavía son pocas las clínicas que ofrecen esta técnica.

Publicidad