Famosos salvados por la vida sana

Todos padecen alguna enfermedad que, en cierto modo, ha dado un giro a su vida. Pero no se han resignado y han luchado por llevarlo lo mejor posible.

Para ello, han optado por practicar ejercicio físico y seguir una dieta equilibrada y variada. Dos pilares que forman parte de sus nuevos hábitos de vida healthy. Lo mejor es que el cambio ha sido tan bueno que hoy pueden presumir de su elección e, incluso, enseñarnos a los demás que todo es más fácil de lo que parece. Todo un ejemplo a seguir.

Publicidad

Sharon Stone

La actriz padece diabetes tipo 1 y, con 47 años, sufrió un derrame cerebral que a punto estuvo de acabar con su vida. Desde entonces sigue un estricto régimen de vida y no repara en entregarse al ejercicio físico: "Es algo que me ayuda mucho", afirma.

Patricia Pérez

La comida no le sentaba bien: "Me hinchaba mucho", pero fue el mordisco a una galleta lo que le provocó una anafilaxia severa. Aprendió a convivir con sus alergias y hoy la nutrición es su pasión: tiene un blog (yosikekomo.com) y acaba de publicar su segundo libro: Yo sí que me cuido (Ed. Aguilar).

Publicidad

Tess Ward

Esta famosa bloguera británica llegó a la comida sana a causa del síndrome del intestino irritable y de su intolerancia al trigo. ¿Su deseo? Lograr que la gente aprenda a tomar decisiones saludables y animarlos a cocinar para sí mismas. ¿Su mejor receta? Comer alimentos naturales, sin aditivos y sin toxinas.

Jacobo Parages

Este empresario madrileño al que diagnosticaron una espondilitis anquilosante que no le permitía ni subirse los calcetines ha logrado cruzar el estrecho de Gibraltar a nado. El deporte y un tratamiento innovador a base de terapias biológicas, sus mejores aliados.