Belén Rueda

No te fíes de su carita dulce. A Belén Rueda le van los personajes fuertes, al límite. Sus estrenos de este otoño te sobrecogerán una vez más

A pesar de describir su carácter como “miedoso, imaginativo y fantasioso”, la actriz vuelve a jugársela con dos trabajos en los que demuestra su pasión por las mujeres fuertes: la película Los ojos de Julia, un thriller en el que se queda ciega mientras es perseguida por el asesino de su hermana, y la teleserie La princesa de Éboli, donde da vida a una dama adelantada a su época que obsesionó a Felipe II. Ya nadie duda de su talento. Belén es una actriz que se ha hecho a sí misma ganándose el respeto de directores como Amenábar o José A. Bayona. Todos sus compañeros destacan cómo prepara con esmero cada papel, hasta que se enamora del personaje. “Intento encontrar dentro de mi experiencia personal situaciones que se parezcan a posiciones límite y darle una credibilidad”, dice ella. ¿Los otros pilares de su vida? Sus hijos, que le han pedido que deje a un lado los papeles serios y haga alguna comedia, sus implicaciones solidarias como Presidenta de Honor de Menudos Corazones y sus amigos.

Publicidad

Muy personal:

Desconecta con: La música clásica. “MI madre era profesora de ballet y la tenía puesta siempre en casa”.

Un sueño secreto: tomar una copa con Al Pacino: “¡si es que consiguiera poder hablar! No sé si me saldrían las palabras... [ríe]”.