¿Funcionan los amigos con derecho a roce?

Relaciones con alto componente pasional que no implican ningún tipo de compromiso y cuya intimidad se extiende mucho más en los físico que en ningún otro ámbito. Ese sería el prototipo teórico de un "amigo / pareja sexual" o, como se le ha llamado toda la vida, un "amigo con derecho a roce". ¿Has tenido uno alguna vez? Si lo has tenido seguramente hayas experimentado el torrente de emociones encontradas que este tipo de relaciones provocan cuando se mantienen en el tiempo… Profundicemos un poco más en ellas, para que puedas decidir si es algo que va contigo. Por Ana Villarrubia.

Lo más popular

Aparentemente, esa parte de cero ataduras, cero compromisos, es la parte que hace a estas relaciones más atractivas. Tan solo a primera vista, puede parecer que te quedas con la parte buena y divertida de la relación, sin tener que atender el resto de necesidades que el otro tiene, y a las que no tienes por qué ajustarte si no lo quieres. Esa es la teoría. Pero, afortunada o desgraciadamente, esta idea solo se mantiene sobre el papel.

Publicidad

La pareja que lo es únicamente en lo sexual puede aportar algo de diversión a tu vida, puede aliviar temporalmente la soledad y puede, incluso, ser un paso (en el corto plazo) dentro del proceso de recuperación después de una ruptura o después de haber sido víctima de una infidelidad. Sentirte atractiva y deseada siempre es agradable, y esta es una forma de conseguirlo en un momento puntual de tu vida en el que no estás preparada para dar explicaciones a nadie.

Lo más popular

Ocurre, sin embargo, que la idea de continuidad y la expectativa de reciprocidad subyace a todas las relaciones humanas que nos resultan gratificantes. Incluso de la pareja sexual se acaba esperando, en un momento u otro de la relación, que esté disponible para nosotros. Y esto, por definición, se escapa de ese concepto depareja libre y sin ningún tipo de atadura. Una premisa para que una relación sexual funcione y sea gratificante es que se de una buena comunicación entre los dos. Y aquí está la contradicción: a partir del deseo, del intercambio, del mero acto de compartir placer, se genera un vínculo que, sin compromiso ni expectativa de reciprocidad, es complicado que no acabe resultando doloroso para, al menos, uno de los dos.

Por lo tanto, si estás enfrascada en una de estas relaciones, es necesario que tomes conciencia de su carácter temporal, de las limitaciones sentimentales que la relación te impone y de la absolutafalta de expectativas desde la que estás obligada a quedar con él y asumir lo que él quiera darte. Esta es la única forma de que una relación de amigos sexuales funcione, y suele funcionar solo en el corto plazo. Después muere o se trasforma. Si lo que buscabas era una relación con vistas de futuro y aún no has conseguido salir de este bucle, ha llegado el momento de que le plantees tus nuevos límites y pelees por la satisfacción de tus necesidades más íntimas.

www.anavillarrubia.com