Lo viejo es chic

La inspiración bebe de la campiña inglesa, donde lo antiguo y desgastado marca tendencia. Vuelve a lo natural para llenar tu hogar de encanto

Detalles en loza. Un truco para renovar el look de tu casa es crear distintos focos de atención. Dale un toque country adornando con piezas de loza en tonos neutros o con estampado Toile de Jouy. Y, si no tienes, busca en la vajilla de tu madre; seguro que esconde alguna.

Apuesta por el hierro. La clave es ‘lo usado es nuevo’ y esta filosofía la reúnen los muebles de hierro y forja (muy de jardín) con efecto antiguo: sillas, lámparas, mesas, rejillas. Prueba a combinarlas con alfombras de rafia, velas y bodegones silvestres: piñas, bayas, flores secas, ramas...

Publicidad

Suelo de tablones anchos y mates La madera se impone para vestir el suelo con tablones anchos. Los brillos se aparcan y el ambiente se vuelve cálido. ¿Un truco? Ahora dispones de réplicas que imitan la madera; son revestimientos laminados sintéticos 100% reales.

Da con la elegancia del blanco Los tonos neutros invaden nuestras paredes en distintas tonalidades: tiza, blanco roto, blanco hueso... Aunque este color pueda parecer siempre el mismo ¡no lo es! Haz una prueba: pinta tu casa virtualmente con www.jotun.es/asesordelcolor

Vuelven las curvas La decoración contemporánea se feminiza: vuelven las líneas sensuales y redondeadas. Nada escapa a las curvas: mesas, secretaires, lámparas... aunque el must de la temporada son los nuevos sofás, sillas y sillones con formas contorneadas y tapizados con textiles adamascados y estampados en blanco, que otorgan a tu casa un ambiente neorrústico.