Mi novio no me presenta a sus hijos

La respuesta puede ser menos fatalista de lo que imaginas.​

Lo más popular

Separarse es relativamente fácil, cuando no hay hijos de por medio. Muy a menudo el hecho de que haya niños hace que todo el proceso de divorcio se viva con más conflicto, más rabia, y más culpa. Uno puede asumir la pérdida de la pareja pero, cuando se comparten hijos, a ese doloroso duelo se le suma la responsabilidad de hacer que la distancia ejerza el menor impacto posible sobre el bienestar emocional de ellos. 

Publicidad

Quien ha pasado por ello, o quien se lo ha planteado alguna vez, sabe muy bien de todas estas preocupaciones añadidas a un proceso ya de por sí complicado.

Sin embargo, si nunca se ha vivido ni de cerca nada parecido, desde fuera las situaciones que se producen pueden resultar inexplicables. ¿Por qué no me presenta a sus hijos? ¿Es que no confía en mi? ¿Es que se avergüenza de mi como pareja? ¿Es que no apuesta a largo plazo por nuestra relación? 

Lo más popular

Un padre que se ha separado de la madre de sus hijos es un padre que ha visto, seguro, cómo peligraba la relación con sus hijos. Tanto en cantidad como en calidad. Y probablemente haya sentido miedo y confusión al respecto. Por eso es de esperar que no quiera arriesgarse ni en lo más mínimo, que no quiera dar ningún paso en falso. 

No sabe cómo puede tomarse la otra parte que él haya rehecho su vida con otra mujer, no sabe cómo esto puede afectar a los niños, o a la imagen que sus hijos tienen de él, no sabe cómo puede eso afectarle a él. 

Aunque las cosas están cambiando y cada vez hay mas sentencias de custodias compartidas en las que se equiparan las responsabilidades y los tiempos de cuidado de los hijos del padre y de la madre, lo cierto es que lo mas habitual es que la madre comparta con sus hijos la mayor parte del tiempo, que sea ella la testigo de su día a día, y que el padre tenga que conformarse con un fin de semana alterno y una tarde a la semana. Es decir, tiempo de deberes después del cole, y tiempo de ocio el fin de sema. 

Es muy frecuente que ellos sientan que ya no son importantes en la vida de sus hijos, en la toma de decisiones diaria o en la imposición de normas, límites y rutinas. Lo poco que sienten que tienen, es normal que quieran preservarlo. 

Por eso, si aún o está preparado para presentarte a tus hijos, ten todo esto en cuenta antes de pensar mal. Interésate por sus sentimientos al respecto, explora antes de juzgar. Es mucho más probable que se sienta perdido y no sea cómo hacerlo, a que sea debido a un problema contigo o con vuestra relación.

www.anavillarrubia.com