Rosa Maestro: autora del cuento 'Cloe quiere ser mamá'

"No existe el mejor momento para ser madre: solo existe el momento"

Lo más popular

Periodista, creadora de la plataforma online para madres solteras masola.org y autora de tres cuentos infantiles sobre reproducción asistida y donación de óvulos, Rosa Maestro es una de esas mujeres convencidas de que no existe una única forma de vivir, y tampoco un único modelo de familia. Hoy es la orgullosa mamá de Alba y Nabila.

¿A qué edad decides no esperar más y dar el paso de ser madre? 

Yo siempre quise ser madre más bien tarde que temprano... ¡Tenía muchas cosas que hacer! Con 33 o 34 años, recuerdo que mi abuela me dijo: "¿Hija, por qué no vas a una de esas clínicas y te traes al hijo puesto en el bolsillo?". Esa frase se me quedó grabada... A los 38, y después de un par de relaciones que no funcionaron, de esas que ahora llamamos tóxicas..., decidí dar el paso y hacer mi primera inseminación. 

Publicidad

¿Cómo te sentiste al tomar esta decisión?

Algo así te hace dejar atrás tantos prejuicios, tantas cosas establecidas... Todos esos planes de vida que has hecho y que tienes tan bien pensados: una pareja, los niños, las compras del fin de semana, las vacaciones en familia, etc. Y te das cuenta de que, a lo mejor, en ese plan no encajan todos... Pero cambiar todos estos esquemas y planes no es fácil: supone un proceso. Y sola es más duro.

Lo más popular

¿Qué dudas son las que más asustan en un primer momento?

Me preocupaba sobre todo la exclusión de la figura paterna y cómo podía afectar a mi hijo, no a mí. Me preguntaba cómo iba a ser llevar esto sola, cómo se lo contaría a la familia, a los amigos... Luego, pasé a la fase de: "¿Y si me quedo sin trabajo? ¿Y si caigo enferma? ¿Y si me pasa algo y falto algún día?". Y según vas resolviendo una, surge la siguiente...

¿Cómo se superan estos miedos y se sigue adelante?

Entiendo que todo va a depender mucho de cómo yo lo viva. Si me siento orgullosa de mi modelo de familia y de mi decisión, así lo voy a transmitir. Y cuando llego a esta conclusión, ya estoy totalmente decidida a que nada me pare... 

Optaste por la reproducción asistida para ser madre de tu primera hija, Alba.

Sí, con donante de esperma. Tuve mucha suerte, porque con 38 años me decían que ya iba tarde. Pero me quedé embarazada enseguida. 

¿Ya tenías entonces claro que querrías un segundo hijo?

No, no se me había pasado por la cabeza, aunque es cierto que siempre había querido ser madre biológica y adoptiva, vivir las dos experiencias. ¿Conseguir una adopción es más difícil por el hecho de ser madre soltera?

Mucho más, porque todo depende de los cambios legales y de gobierno. Lo intenté en Panamá dos años, pero era muy complicado y tuve que volver a la reproducción asistida. Tenía casi 43 años y no funcionó. Ya estaba decidida a apostar por la donación de óvulos, cuando empecé a oír hablar de las kafalas [acogimiento legal de niños según el derecho islámico], en Marruecos. Tuve que luchar mucho y durante mucho tiempo, pero conseguí adoptar a mi hija Luna Nabila.

¿Y cómo surgen tus cuentos? ¿Cómo les explicas a ellas cómo es vuestra familia?

Con 3 o 4 años, empecé a contarle a Alba nuestra historia, hasta que otras mamás me pidieron que lo escribiera. Fue todo un reto. ¡Yo escribía reportajes, no cuentos! Consulté con psicólogos, le dediqué mucho tiempo. Y por fin nació Cloe quiere ser mamá, ya en segunda edición y con unas ilustraciones preciosas de Bárbara Guillén Feltrer.

¿Crees que existe el momento perfecto para ser madre?

Esperamos muchas veces a que llegue... pero no existe el mejor momento, solo existe el momento. Si llega y no tienes pareja, pero lo tienes claro, mi consejo es ¡hazlo! Eso sí, es importante informarse y saber dónde te metes. La maternidad en solitario puede ser maravillosa, pero también tiene sus contras. Pero lo que está claro es que es un modelo de familia más, ni mejor ni peor que otra. Tu familia.