​Los 4 errores más habituales que se cometen en un divorcio

​Aprende de los errores de otros y gestiona de la mejor manera posible uno de los momentos mas delicados de tu vida. En Estados Unidos, país en el que más estudios se han llevado a cabo y donde se dispone de estadísticas mas fidedignas, la duración media de un matrimonio es de 7 años y una de cada dos bodas acaban en divorcio. En España las cifras son algo más esperanzadoras, aunque provienen de fuentes menos fiables: hasta donde sabemos, se estima que la proporción de matrimonios frustrados ronda el 35%.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la quieres perder)

Apuesto a que si miras a tu alrededor conoces al menos a una persona que se haya divorciado. Una persona que quizá en su día no pensara siquiera que existía tal posibilidad. Siempre piensas que a ti no va a pasarte… Hasta que te pasa. Y un divorcio no es precisamente el tipo de situación que puede manejarse de forma adecuada sin un mínimo de preparación o de perspectiva.

¿Estás a punto de separarte o te planteas el divorcio como una posibilidad real? No cometas ninguno de los errores que muchas parejas ya han cometido antes, y han resultado ser muy perjudiciales en el medio o largo plazo: 

•No te niegues a la mediación. Entiendo que poner buena cara y sentarte a hablar es quizá lo que último que te apetece en este momento, pero ármate de paciencia y agota esta vía antes de probar con ninguna otra. Es eficaz en muchos más casos de los que imaginas y con ella ahorraréis no solo tiempo y dinero (¡que ya merece la pena!) sino también una buena dosis de sufrimiento e incertidumbre innecesarios. Lo peor que puede pasarte es que te lleves una sorpresa agradable.

Publicidad

•No pelees por cosas que pueden acabar costándote muy caras. Incluso aunque estuvierais casados en régimen de separación de bienes el terreno para batallar en un divorcio nunca está acotado del todo. Muchas de las cosas que se comparten en una casa pudieron pagarse desde una cuenta conjunta y son muy difíciles de asignar. Cuadros, muebles, televisiones… ¿De verdad te merece la pena? ¿Tienes idea de lo que vas a tener que pagar después a los abogados? En un divorcio no hay ganancia posibles, en estos casos sólo puede haber pérdidas. 

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película La gran boda, para ilustrar un tema sobre qué hacer cuando la ex pareja de tu chico entra en escena, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​Cuando los ex contraatacan
Imagen de la película Amores con un extraño, con Natalie Wood / Steve McQueen. Sirve para ilustrar un tema que analiza qué ocurre cuando son ellos quienes no quieren tener sexo.
Cuando él no quiere tener sexo
Imagen de la película Malas Madres, ilustra un artículo sobre cómo un divorcio puede mejorar tu vida
Sí, hay vida después del divorcio (y no te la...
Imagen de la película 27 vestidos para ilustrar el artículo 7 frases que pueden arruinar una primera cita, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia, para la revista AR
8 frases que pueden arruinar una primera cita
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

•No lo dejes todo en manos de otro. Una cosa es llamar a tu abogado cada día y pasarte de peleona y otro cosa bien distinta es delegar al máximo y no implicarse en absoluto en un asunto que afecta a tu vida de manera muy directa. Es posible que te sientas demasiado triste o demasiado cansada (y, por supuesto, eso es algo comprensible y respetable), pero si no te involucras mínimamente acabarás por arrepentirte y harás que el proceso se alargue eternamente. Con el debido asesoramiento, es importante que todas las decisiones las tomes tú. 

•No obligues a los niños a posicionarse. Seguro que estamos de acuerdo en que si algo no deseas es causarles a tus hijos ningún tipo de daño innecesario. Muchas personas también son de esta opinión pero, sin darse cuenta, no actúan en consecuencia. Por muy claras que veas las cosas, por muy mala opinión que tengas de tu futuro ex, no olvides que ambos sois las figuras de referencia de vuestros hijos y jugáis en sus vidas un rol igualmente imprescindible. Los problemas de pareja no pueden trascender a los hijos. El único mensaje que es recomendable que reciban, por su salud psicológica, es que siempre les querréis igual, que siempre estaréis disponibles para ellos, que os importan por encima de todo, y que nada de lo ocurrido tiene nada que ver con ellos.

www.anavillarrubia.com