6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la puerta al amor

Si estar en pareja sigue siendo un anhelo importante, creo que tienes mas de un motivo de peso para no tirar la toalla.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película Atracción fatal, con Michael Douglas y Glenn Close, para ilustrar un tema de la psicóloga Ana Villarrubia sobre por qué somos infieles.
¿Por qué somos infieles en realidad?
5 claves para saber si él es infiel
Imagen de la película Magia a la edad de la luna para ilustrar un tema sobre la diferencia de edad en el amor.
¿Importa la diferencia de edad en el amor?

Encontrar a alguien con quien compartir tu vida no es tarea sencilla. La media naranja no existe y las discrepancias acaban aflorando tarde o temprano. Muchas de ellas son insuperables. Tanto si llevas mucho tiempo sola como si has pasado una larga temporada en un apareja que ha resultado acabar mal, es posible que hayas pensado en mas de una ocasión que "esto no va contigo" y que "es mejor resignarse a estar sola que arriesgarse a encontrar una mala compañía".  

Publicidad

Si estar en pareja sigue siendo un anhelo importante, creo que tienes mas de un motivo de peso para no tirar la toalla. Olvida la edad y no te bases únicamente en tus experiencias previas, nunca sabes lo que tienes por delante.

Estos son algunos de los motivos por los que creo que no debes cerrarle nunca la perta al amor: 

1. Estás predestinada para el amor. Por mucho que los demás nos hayan hecho sufrir nuestra propia condición humana nos empuja a la unión, al apego y a la estrecha colaboración con otros. Como animales sociales que somos nos cuesta mucho concebir la vida en soledad o enfrentarnos a la vida sin apoyos. Venimos al mundo preconfigurados para construir estrechos vínculos de afecto con otras personas. Por suerte o por desgracia el lazo que nos une a una pareja es el más gratificante y el más profundo a la hora de proporcionarnos sensación de seguridad y pertenencia.

More From Adictas al amor
20 articles
Imagen de la película Atracción fatal, con Michael Douglas y Glenn Close, para ilustrar un tema de la psicóloga Ana Villarrubia sobre por qué somos infieles.
¿Por qué somos infieles en realidad?
5 claves para saber si él es infiel
Imagen de la película Magia a la edad de la luna para ilustrar un tema sobre la diferencia de edad en el amor.
¿Importa la diferencia de edad en el amor?
Imagen de Julia Roberts en la película Come, reza, ama para ilustrar un tema sobre Cómo recomponer un corazón roto, escrito por la psicóloga Ana Villarrubia.
​¿Cómo recomponer un corazón roto?
Imagen de la película 500 días para ilustrar un tema sobre  cómo pedirle salir
​¿Cómo pedirle salir?

2. Tienes habilidades suficientes para superar una mala relación de pareja. Porque has aprendido de tus errores, porque ya tienes claro qué es lo que quieres y lo que no, porque cada día eres más madura (ya sabes, lo que no te mata te hace más fuerte) y porque tu capacidad de raciocinio te permite no generalizar un caso aislado a todas las potenciales relaciones posibles.

3. Exponerte a vivir nuevas experiencias está en tu mano. Tu decides si eso de "virgencita que me quede como estoy" va contigo o si el día a día se te hace demasiado tedioso desde esta filosofía de vida mas conservadora. Tú regulas el valor y el peso que quieres concederle al pasado; y dejarle decidir acerca de tu futuro casi nunca resulta ser la mejor opción. 

4. Afrontar tus miedos y superarlos es posible. El miedo nos protege de una potencial amenaza, y es normal que quieras garantizar tu integridad emocional frente a las situaciones que te hayan herido. Sin embargo, cuando intimamos con alguien y profundizamos en una relación, el riesgo cero nunca jamás existe. Estamos siempre expuestos al daño (normalmente no intencionado) de los demás, y no por eso dejamos de relacionarnos con el mundo. ¿Que es posible que sufras? ¡Pues claro! Pero desde el miedo defensivo te proteges tanto de lo malo como de lo bueno. Si dejas que el miedo se apodere de ti corres un riesgo mucho mayor: el de la soledad y la indefensión. 

5. Porque no sabes qué vas a encontrarte al girar en la siguiente esquina. ¿Cuántas historias de amor conoces que surgieron por casualidad? A mis oídos han llegado ya muchas. El factor de lo imprevisto está presente en la historia de relación de muchísimas y muy exitosas historias, relatos de parejas que se encontraron sin buscarse, pero también sin negarse a sentir. 

6. Nunca es demasiado tarde. Ni eres demasiado mayor, ni estás demasiado cansada, ni demasiado dañada, ni demasiado curtida, ni demasiado avejentada, ni has vivido demasiado. No hay demasiados cuando se trata de que tu biografía y la de él se crucen en el momento adecuado para ser complementarias.

Más info y contacto en www.anavillarrubia.com