Por qué la dietista Ana Moreno recomienda no comer lo que no te gusta

Es naturópata, master en nutrición y dietética y dirige su propia escuela en Madrid. Ana Moreno es una vegetariana convencida y feliz de serlo.

Lo más popular

Creo que nací vegetariana sin saberlo. Con 13 años falsificaba notas a nombre de mis padres en el colegio para que me dieran menú de dieta, porque llevaba menos carne que el normal", nos cuenta entre risas Ana Moreno. Naturópata y master en nutrición y dietética, dirige su propia escuela de cocina vegetariana en Madrid. Sus ganas de aprender la animaron a recorrer medio mundo para formarse al lado de los mejores: sus pasos la llevaron hasta Nueva York, Puerto Rico o la prestigiosa escuela crudivegana de Matthew Kenney, en Tailandia.

Publicidad

¿Qué has encontrado en la alimentación vegetariana y por qué la aconsejas?

Para mi ha sido un regalo del cielo, lo que necesitaba mi cuerpo. Hoy en día soy vegetariana y un 70% crudivegana. Es un tipo de cocina muy creativa. No todo el mundo tiene que ser vegetariano, pero lo que sí está consensuado es que lo más saludable es seguir una dieta predominantemente de fruta y verdura.

También eres una fiel seguidora de los productos ecológicos.

Totalmente. En mi casa todo es ecológico. Son alimentos con más sabor, sin tratamientos posteriores y libres de pesticidas. Compro por Internet en una empresa de productos bio. Me preparan una cesta que yo elijo. También tengo mi propio huerto.

Lo más popular

¿Cuál es tu receta estrella?

Una a la que incluso le he puesto mi nombre: ¡los 'moreninis'! Mezclo aceite de coco, tahona, cacao en polvo, sirope de arce, sal y canela. Después, espolvoreo espirulina por encima y reservo en la nevera. Es un postre delicioso, apto en dietas de adelgazamiento.

¿Un truco o utensilio de cocina que hayas incorporado recientemente?

¡La mandolina! Si la usas verás que consigues una textura increíble con la verdura. El sabor y presentación no tienen nada que ver. Para cocinar al vapor me encantan las vaporeras de bambú. Le aportan al plato un sabor distinto.

¿Y algún alimento nuevo?

La harina de castaña. Estuve en Madeira hace poco y la descubrí allí. La uso bastante, sobre todo para preparar barritas energéticas.

¿Picas entre horas?

No, no me apetece. Pero soy muy de infusiones y las tomo a lo largo del día. Me encanta la de jengibre y canela. En verano le añado hibisco.

¿Qué te gusta beber?

Fundamentalmente agua o infusiones. No tomo refrescos y consumo muy pocos lácteos.

¿Cuál es el primer error que cometemos al comer?

Adoptar medidas solo porque parece que es lo que hay que hacer, sin escuchar a nuestro cuerpo. Trátate con cariño: si algo no te gusta, no te lo comas solo porque sea bueno a nivel nutricional; no te hará ningún bien.

¿Nos recomiendas un libro de recetas?

Espiritual chef, de Javier Medvedovsky. Me gusta porque propone recetas muy sencillas.

¿Un restaurante vegetariano donde te podríamos encontrar?

Sin duda, Green Spot, en Barcelona. Es un paraíso. Viajé cuatro días a Barcelona y los cuatro los pasé comiendo y cenando allí. ¡Cuando cerraban al mediodía nos quedábamos esperando a que volvieran a abrir! [Risas]. Pero, desgraciadamente, la mayoría de restaurantes vegetarianos se han quedado en los años setenta.