Tinder: Manual de uso.

¿Cómo debo presentarme? ¿Cómo hago mi perfil? Son las dudas típicas de la búsqueda interactiva de pareja. 5 recomendaciones a tener en cuenta para que tu perfil en Tinder te permita conocer a quien tú deseas.

Lo más popular

Buscar pareja a determinadas edades no es tarea fácil a menos que una esté dispuesta a conocer gente nueva. Con un trabajo estable, un círculo de amigos que no ofrece demasiadas sorpresas y los planes de ocio de una mujer madura es habitual que el entorno más cercano se quede corto cuando se trata de explorar el terreno amoroso…

Este era el caso de una de mis pacientes, que acudió a terapia por otros motivos y después, como parte de sus nuevos objetivos de vida, retomó la idea de volver a tener pareja. Como a muchas otras mujeres las nuevas tecnologías le sirvieron para ampliar sus horizontes. Aunque, al principio, no tuvo suerte. Se quejaba de que no encontraba a nadie afín a ella en Tinder, cuando algunas de sus amigas –y también otras personas en la consulta– sí que daban con interesantes pretendientes. "¿Por qué yo no encuentro a nadie, ni en Tinder?".

Publicidad

Antes de que pudiera desesperanzarse más de la cuenta dimos con el motivo: con un perfil como el que había creado encontrar a alguien medianamente interesante para ella solo podía ser fruto de la casualidad: en sus fotos parecía 15 años más joven, no hablaba de su profesión (su gran pasión), describía intereses personales demasiado generales y no contaba nada característico de sí misma. Normal que no contactara con nadie de su estilo, ¡no reflejaba ninguno! Y lejos de valerle cualquier cosa, era bien consciente de lo que buscaba en un hombre.

Lo más popular

¿Sabes tú cómo debes presentarte en las apps de citas para triunfar? Toma nota de las siguientes claves que ya han demostrado ser eficaces:

•¡Atención a la foto! Evita fotos de mala calidad, imágenes difuminadas o grupos en los que pases desapercibida. No se trata de que exhibas con seriedad tu foto de carnet, pero sí una en la que quede claro quién eres tú, sin trampa ni cartón. ¡Ah! Y evita los selfies, generalmente te obligan a hacer muecas extrañas y nada naturales.

•Sé genuina y fiel a ti misma. Si el cuerpo te pide espontaneidad y creatividad, no lo reprimas. Escribe con soltura, con las formas y expresiones que habitualmente utilizas con amigos. La mínima prudencia de quien habla con un (aún) desconocido no tiene por qué ser sinónimo de falsedad.

•No te mojes demasiado rápido. Autenticidad ante todo, pero sin precipitarse. Porque aun no os habéis conocido en persona y dar demasiada información sin ningún contexto en el que encajarla puede dar lugar a malentendidos y facilita los prejuicios.

•Da información que realmente te describa. ¿A quién no le gusta el cine? ¿O viajar? Sé más concreta y descriptiva o pasarás desapercibida en un mar de perfiles neutrales. Tu personalidad, tus aficiones, tus pasiones, tu trabajo o todo eso a lo que tanto tiempo dedicas después del trabajo… Eso es lo que mejor te define. Y cuanto más concreta seas más personas realmente interesantes para ti acabarán por acercarse.

•Toma la iniciativa y no pienses todo el rato en el qué dirán. Hombres y mujeres estáis ahí con motivaciones e intenciones similares. No hay nada de lo que avergonzarse y no juegas en desventaja. Quién de los dos fue más o menos lanzado no pasará de ser anecdótico si al final termináis encajando, y no tendrá ninguna relevancia si la cosa queda en nada.

Más info y contacto en www.anavillarrubia.com