Cómo dejar de ser John Malkovich

​El actor y el fotógrafo Sandro Miller reinterpretan 41 instantáneas memorables de los mejores maestros.

El retrato de Annie Leibovitz a Meryl Streep o la pose más conocida de Albert Einstein, que en su 72 cumpleaños en lugar de sonreír a la cámara sacó la lengua al fotógrafo Arthur Sasseen, son algunas de las imágenes recreadas para la exposición Malkovich, Malkovich, Malkovich: homenaje a los maestros de la fotografía.

Publicidad

El actor y el autor de estos nuevos retratos, Sandro Miller, han decidido unir sus fuerzas. La idea, de Miller, surgió en 2013, cuando decidió homenajear a todos esos hombres y mujeres cuyas fotografías contribuyeron a moldear su carrera. Seleccionadas las imágenes, contactó con Malkovich: "Es la persona más brillante que conozco. Puedo sugerirle una idea o un simple estado de ánimo y apenas un momento después se transforma literalmente en uno de los personajes. Es una bendición tenerle como amigo y como colaborador". El resultado, una muestra que refleja tanto la capacidad interpretativa de uno como el talento creativo del otro. Sorprendente.

Hasta el 29 de enero en La Térmica (Málaga).

More from Ar Revista: