Esta temporada, está permitido pintar en la pared

​De sus pinceles brotan las imágenes que adornan las paredes más evocadoras. Estos cinco ilustradores han trasladado su talento a unos papeles pintados tan especiales que serán capaces de transportarte a destinos exóticos sin salir de casa.

Lo más popular

Durante mucho tiempo, los papeles pintados han sido los grandes enemigos de la decoración moderna. Pasaron de adornar las paredes de las casas de nuestras abuelas entre los años cincuenta y los setenta, con complicados diseños geométricos y colores llamativos, al olvido más absoluto. Por suerte, lo vintage está de moda y gracias a ese gusto por recuperar la estética de aquellos años han vuelto a ocupar un lugar destacado en nuestros hogares. Y lo han hecho completamente renovados gracias al saber hacer de una generación de nuevos ilustradores y diseñadores que les han aportado su personalidad. Pese a encontrarnos en la era de la tecnología, la ilustración vive una edad de oro. Y es que son muchos los campos a los que se les puede aplicar este gusto por todo lo que tiene un sabor artesanal y único. Hemos hablado con cinco ilustradores que han tenido la oportunidad de plasmar en estos papeles su genio creativo inspirándose en motivos clásicos, pero con un toque transgresor.

Trabaja como freelance desde Barcelona y se ha especializado en el sector de la moda. Sus dibujos han formado parte de campañas de Cartier, Heineken o Hermés. laracostafreda.com
Publicidad

Ilustraciones protagonistas

Así vivió durante años la ilustradora Lara Costafreda, y así son los diseños que plasma en los papeles y telas que estampa en su estudio. Pero no es lo único que hace: también crea bocetos de joyas y campañas para diferentes marcas, como Carolina Herrera o Hermès, y para publicaciones de todo el mundo. Sus papeles pintados son auténticas obras de arte y para realizarlas se inspira en elementos procedentes de la naturaleza pero también en las mujeres que han ido cruzándose en su camino: "Ellas son la fuerza de todo lo que me rodea. Me gusta dibujar mujeres, porque son lo que tengo más cerca y me veo representada en ellas. Una de las piezas que más me gusta es el retrato de una mujer fascinante que conocí en Ilha Grande, en Brasil, y que muchos años después quise que formara parte de mi obra [página 111]. Ella es libre, salvaje, romántica, apasionada y con una fuerza que quiebra todo lo que tiene cerca". Quizá por ello sus diseños se convierten en los auténticos protagonistas de la estancia, y elegir el resto de piezas que los acompañen entraña cierta dificultad, sobre todo si buscas un acabado más armonioso. Lara despeja todas las dudas con una sola palabra: 'equilibrio': "Hay papeles más simples, que respiran más blanco y que permiten tener una decoración más recargada, y otros, en cambio, que llenan mucho el espacio y que se pueden compensar muy bien con muebles y decoración más simple". Elegir el más adecuado para ti es fácil. Según la artista, deberías hacerlo "en función del lugar donde querrías vivir, donde te gustaría despertar cada día. Estos papeles te permiten hacer el amor en una selva en el centro de cualquier ciudad: tu casa. Con papeles de pared uno puede transformar aquel espacio en el que le ha tocado vivir, con el que siempre ha soñado... Esas vacaciones en las playas de El Nido, en Filipinas, la selva tropical de Ilha Grande, en Brasil, o las cataratas de Iguazú, entre Argentina y Brasil". ¿A quién no le apetece algo así?

Era la directora de una conocida agencia de comunicación, pero un día decidió dejarlo todo y dedicarse a su gran pasión: pintar a mano vajillas de cerámica con todo tipo de aves y plantas. azalarruqui.com
Lo más popular

No a las casas aburridas

Tucanes, chumberas, bananos... son los elementos centrales de los papeles pintados que ha creado Andrea Zarraluqui para la colección Anima, de Coordonné. Cada uno de sus diseños recuerda a sus famosos platos de cerámica francesa, plagados de motivos vegetales y pequeñas aves que recrean un ambiente bucólico propio de parajes lejanos. Andrea era directora de marketing en una agencia de comunicación hasta que decidió dedicarse en cuerpo y alma a los pinceles e invertir todo su tiempo en la creación y decoración de platos de cerámica. Hoy se define como table artist y vende sus creaciones a través de su web. Con todos ellos, busca "traer a casa lo que falta en las grandes ciudades: un trocito de naturaleza". Sus papeles, creados a partir de acuarelas, combinan los diseños naturales con patrones geométricos clásicos.

En sus genes lleva el gusto por la estética (su madre es la diseñadora Lydia Delgado). Además de ilustradora es blogger, Dj, diseñadora de moda y actriz. hermanasmirada.es

El caso de Miranda Makaroff merece mención aparte. Ella es una artista polifacética y, aunque esta es la primera vez que se enfrenta a un proyecto así, ha sabido plasmar en él ese espíritu alegre y tan barroco que la caracteriza: "Para mí, la palabra 'demasiado' no existe, y menos en decoración. Creo que la gente pasa tan poco tiempo en sus casas porque son aburridas. La mía está llena de color y de objetos vintage. No me gusta nada lo moderno, y por eso mis diseños para Coordonné tienen ese aire a María Antonieta y toile de Jouy en versión tropical, pero con un pequeño engaño; de lejos parecen figuras idílicas, pero al acercarte se ve su parte más pícara y divertida".

Tiene su propia firma de cerámica pintada a mano, Abe The Ape, y ha realizado ilustraciones para firmas como Chanel, La Casita de Wendy, Kling o Steve Mono. abetheape.es

Con sentido del humor

Abraham Menéndez y Brianda Fitz-James Stuart han preferido recurrir a la delicada belleza de las flores para su aportación a la colección Anima. El primero, famoso por su impecable trabajo pintando piezas de cerámica, ha querido plasmar en estos papeles pintados una visión mucho más desenfadada de los estampados clásicos. Sus fuentes de inspiración han sido las películas del cine americano de los años cincuenta y las fotografías de Irving Penn: "Hay un papel con estampado geométrico, otro floral, un toile de Jouy con grullas... Y todos ellos están llenos de color y sentido del humor", nos cuenta.

Estudió moda en el Instituto Europeo di Design. Trabajó con Paul Balmer en Nueva York y para La Casita de Wendy. Ha creado dos marcas de ropa: Planet Palmer y Meaning. briandadibujando.com

Brianda, por su parte, cuenta con una dilatada experiencia en el mundo del estampado. Su singularidad creativa la ha llevado a plasmar en sus papeles un universo marino plagado de colores vibrantes, pero no ha dejado de lado sus elegantes paisajes, en los que dominan motivos vegetales: "Busco la inspiración en todo lo que me rodea, observo todo el tiempo y en todas partes: libros, películas, Internet, en la naturaleza...".