Las rumbas de Mayumaná ( o cómo salir bailando del teatro)

La compañía israelí se vuelca con un espectáculo en el que interpreta y baila los grandes éxitos de Estopa. Una mezcla explosiva que consigue el "efecto subidón" entre el público, que sale a la Gran Vía de Madrid bailando.

Que una compañía internacional decida hacer un espectáculo de canciones y bailes con los éxitos de Estopa suena arriesgado, pero lo cierto es que funciona. Y muy bien. La nueva edición de Mayumaná, Rumba! es un musical con historia (Una de amor a lo Romeo y Julieta entre dos bandas de pandilleros) en el que cantan los éxitos de Estopa y los bailan como si todas esas rumbas hubieran fluido siempre por sus venas. Merece la pena ver cómo los artistas se dejan la piel (y el aliento) dándolo todo en el escenario. Y tanto es su entrega que contagian el entusiasmo al público que acaba bailando y cantando con ellos desde sus butacas.

Publicidad

Claro que la banda sonora elegida, lo mejor de Estopa, tiene que ver con esa inyección de energía y buen rollo que se extiende por el patio de butacas desde el primer minuto.

Mayumaná es una compañía internacional de origen israelí con 80 integrantes pertenecientes a distintas etnias y nacionalidades y que configuran tres grupos de artistas que trabajan simultáneamente en distintos países. Su fuerte son los bailes, la coreografía y las composiciones de percusión manual.