Amanda Seyfried

La sonrisa más seductora de Hollywood canta, baila y actúa. Disfrútala en el cine este mes bajo -la capucha de Caperucita Roja

En tan sólo una década, esta chica de Pennsylvania que soñaba con ser presentadora del tiempo se ha convertido en una de las caras más populares de la nueva generación. El taquillazo a nivel mundial de Mamma Mía, en la que interpretaba a la hija de Meryl Streep, la colocó en lo más alto y, desde entonces, ha encadenado un proyecto tras otro sin dejarse encasillar. Nos hizo llorar con el drama Querido John, sedujo sin pudor a una turbadora Julianne Moore en el thriller Chloe y nos enamoró en la comedia romántica Cartas a Julieta. El último reto que ha aceptado ha sido protagonizar Caperucita Roja, una versión más adulta del clásico de Perrault, firmada por la directora de Crepúsculo. Con una potente estética gótica y una fuerte carga erótica, la fábula licántropa, en la que comparte protagonismo con el enigmático Gary Oldman, mezcla la imaginería de las películas fantásticas con el género de aventuras. Dentro de poco también la veremos junto a Justin Timberlake en Now, una historia de ciencia ficción ambientada en el futuro sobre el gen de la eterna juventud.

Publicidad

MUY PERSONAL

Toca la guitarra y compone. De hecho, la canción que interpretó en Querido John la escribió ella misma. 

La antidiva: “Hollywood es como el instituto, la gente popular sólo se junta con más gente popular y muchos fingen adorarte para caerte bien”.