​¿Sabes estar sin pareja?

El miedo patológico a no tener pareja tiene nombre propio, enuptafobia, y cursa con baja autoestima, pensamientos que generan mucha ansiedad al anticipar la soltería como algo catastrófico, angustia ante la idea de no tener una pareja estable, miedo ante la posibilidad de no gustar a una potencial pareja y dificultades para establecer relaciones de intimidad dada la presión que rodea cualquier situación de este tipo.

Lo más popular

Quienes lo padecen, en su mayoría mujeres, son capaces de mantener la relación con una pareja no gratificante y no amada por el simple hecho de evitar la temida situación de encontrarse solteras (ya que lo equiparan a la absoluta soledad).

Sin embargo, ¡puedes estar tranquila! Estos casos son muy poco frecuentes y lo mas probable es que esto no sea lo que a ti te ocurre.

Porque lo más habitual y con lo que más menudo me encuentro en la consulta es el caso de esa mujer para quien tener pareja es una opción de preferencia frente a cualquier otra situación vital, y no tenerla le resulta incómodo, le genera ciertos anhelos o le lleva a tomar conciencia de algunas insatisfacciones. ¿Es esto necesariamente malo? Todo depende de hasta qué punto nos afecte.

Publicidad

Puede que tengas problemas para aceptar que estás sin pareja si…

si constantemente piensas en ello como una carencia insoportable,
si esta fijación ha empezado a afectarte a otras áreas de vida, como a tu rendimiento en el trabajo por poner un ejemplo,
si es tu estado de ánimo el que se está viendo afectado de manera prolongada en el tiempo
si tiendes a idealizar la vida de otras parejas como si tener un compañero sentimental fuera una solución para todo
o si hay situaciones cotidianas o momentos importantes de los que no disfrutas porque estás demasiado ocupada pensando en lo que te falta.

Lo más popular

Entonces puede que la preocupación se te haya empezado a ir de las manos, y para eso también hay solución:

ocupa todo el tiempo que habitualmente le dedicabas a la pareja a la realización de ese proyecto personal que siempre has tenido pendiente (ponerte en forma, aprender a bailar o mejorar un idioma son ideas muy recurrentes),
especifica cuáles son tus objetivos vitales en este momento y esfuérzate por dar pasos orientados a su consecución,
ponte las pilas en el trabajo si notas que últimamente no lo has dado todo de ti para poder progresar,
aprovecha para cuidar de tus amistades ahora que también tienes mas libertad de horarios,
o aprovecha también para viajar a donde mas te apetezca sin que nadie opine al la respecto,
dedícate un tiempo diario solo para ti, para disfrutar de ratitos de paz, tranquilidad y soledad,
y piensa en todo lo que has conseguido, todo lo que tienes a tu alrededor, lo que haces y lo que eres, y date el valor que te mereces

Porque si tu objetivo es, en última instancia, vivir tu vida en pareja, entonces todo lo que hagas por y para ti mientras puedas solo puede enriquecerte y contribuir a que te conviertas en alguien mas interesante y con más cosas que contar, que compartir y que enseñar.

www.anavillarrubia.com

More from Ar Revista: