La verdadera historia de Girlboss, la serie de moda

La historia de Sophia Amoruso, una joven veinteañera que se convirtió en la jefa de un imperio de moda, llega ahora a la televisión. Te contamos todo sobre la nueva serie de moda.

Lo más popular

Charlize Theron ha sido una de las estrellas convencidas de que esta nueva ficción, original de Netflix, podría tener tirón. Ella es una de las productoras de #Girlboss, la serie basada en la autobiografía del mismo título, editada por Penguin Books en Estados Unidos, que Sophia Amoruso escribió sobre su fulgurante éxito: el de una joven que con treinta años era dueña de un imperio de moda, Nasty Gal, que facturaba cien millones de dólares al año.

Publicidad

Adiós al instituto

Nacida en San Diego (California) en 1984, Sophia era una chica que odiaba el instituto hasta el punto de abandonarlo. Su mal currículo y su no mejor actitud solo le sirvieron para conseguir diferentes trabajos temporales mal pagados. A ella, una chica lista y rebelde con un carácter fuerte, lo que le gustaba era ser libre y hacer solo lo que le apetecía (¿a quién no?). Fue así como se embarcó en un viaje por Estados Unidos donde llegó a comer las sobras que encontraba e incluso a robar alguna cosa que otra: "Adoraba hacer autostop para viajar de una ciudad a otra y, bueno, alguna vez me metí algo en el bolso y no vi la necesidad de pagarlo", ha explicado ocasionalmente en algunas de las charlas que ofrece por las universidades, ahora que es una celebridad.

Lo más popular

Fue el día que acabó en comisaría cuando Sophia se dio cuenta de que su vida "no iba bien", tenía que cambiar. Pero ¿por dónde empezar? Comenzó a navegar por Myspace, la red que por entonces estaba de moda, para ver qué se movía por esos mundos online cuando descubrió una interesante cantidad de perfiles de gente que vendía ropa de segunda mano en eBay. ¿Por qué no? Ella adoraba la ropa vintage, tenía buen ojo para las gangas y gusto para la moda, además de unas nociones de fotografía. La mezcla, en sus manos, resultó ser explosiva y de lo más jugosa.

Del mercadillo a la red

Cuenta The New York Times que el éxito de Sophia comenzó con la compra de una chaqueta Chanel en una tienda del Ejército de Salvación por solo 8 dólares, que revendió por mil. Pero, amén de oportunidades como esta, tan contadas que uno no puede vivir de ellas, Sophia se fijó un poco más y detectó el problema de esas ventas de eBay: los productos eran cutres o, al menos, así lucían. Nadie paga mucho dinero por algo que no parezca que lo valga. Y puso en marcha su plan. Ella compraría ropa barata en tiendas de segunda mano y mercadillos, la arreglaría y contrataría a modelos con estilo para que luciesen las prendas, que vendería a un precio muy superior al de la compra original. Sus esfuerzos dieron fruto en un corto espacio de tiempo y en 2008 abrió su tienda online fuera del amparo de eBay con el nombre de Nasty Gal (que, por cierto, es el título de un tema de una cantante de los setenta, Betty Davis).

Facturación millonaria

A partir de ahí todo fue un éxito tras otro hasta llegar a confeccionar su propia ropa, que combina lo vintage con las tendencias de la moda que se lleva en cada momento, y alcanzar una facturación millonaria y un patrimonio de 250 millones de dólares con 28 años, según Forbes. Una heroína que había conseguido aquello a lo que tantos aspiran: el sueño americano.

Influencers como Reese Whiterspoon cayeron rendidas ante la biografía de Amoruso, #Girlboss

En su biografía, #Girlboss, Sophia no solo narra su camino hacia el éxito: también da consejos sobre los negocios. Entre ellos, conocer a sus clientes y saber lo que quieren, rodearse de personas válidas, como el famoso Tery Richardson, fotógrafo de moda de firmas tan importantes como Marc Jacobs o Tom Ford, y ser persistente, sin bajar la guardia jamás, son algunas de sus reglas. El libro se convirtió en un éxito, otro más, entre otras cosas porque cautivó a influencers tan importantes como Reese Witherspoon, quien no dudó en sacarlo en su Instagram. Y ya sabemos que salir ahí es acceder a una audiencia de más de nueve millones y medio de fans que adoran a la actriz y siguen cada una de sus recomendaciones. Su olfato para los bestsellers es conocido en Hollywood, donde se ha convertido en una destacada creadora de tendencias literarias. Pero en esta ocasión fue Charlize Theron quien se hizo con los derechos para la serie, disponible en Netflix.

La caída

"Espero que esta historia y las dificultades por las que han pasado Sophia y Nasty Gal sirvan a todas las mujeres para animarlas a asumir riesgos, para atreverse a intentarlo y fallar, y recobrarse de nuevo", afirma Kay Cannon, directora de la serie protagonizada por Britt Robertson. Y es que casi todo lo que Sophia había construido comenzó a desintegrarse como un castillo de arena: en 2015 la compañía comenzó a bajar de facturación estrepitosamente y Sophia se vio obligada a dejar su puesto como directora y recortar el 10 % de su plantilla. A esto se unieron varias demandas laborales y la venta de la compañía a través de un concurso de acreedores, que ahora es de la británica Boohoo. Parece ser que esa chica que iba dando lecciones tiene entre sus prácticas laborales algunas de las que muchos nos avergonzaríamos. Pero esa ya es otra historia.

Universo 'Amoruso'

Entre estas imágenes puedes ver a Sophia. A la derecha, e la actriz Britt Robertson como Amoruso en la serie de Netflix, Girlboss. Abajo, jóvenes leyendo las memorias en las que se basa esta ficción.

More from Ar Revista: