Él quiere separarse pero yo no

​Si el diálogo asertivo no ha bastado para reconducir la situación, entonces solo nos queda promover una sana aceptación.

More From Adictas al amor
20 articles
El marido de mi amiga me tira los tejos
¿Lista para ligar en verano?
Me ha confesado que se siente atraído por otra persona

¿Es una decisión firme? ¿Habéis tenido ocasión de hablar de ello largo y tendido, en un ambiente de confianza y tranquilidad? ¿Hay algo que pueda hacerse para resolver algunas posturas enfrentadas?

¿Habéis contemplado la opción de pasar antes por una terapia de pareja? En muchas ocasiones este es un recurso útil para enfocar la relación desde otras interpretaciones alternativas, comprender mejor las necesidades del otro, aprender a expresar las propias, resolver conflictos enquistados, ajustar expectativas imposibles, reordenar rutinas perniciosas, aprender a discutir y a negociar y, de manera general, también para aprender a cubrir y satisfacer equitativamente las necesidades emocionales de ambos.

Publicidad

Si todo esto ya se ha intentado y, aún así, él está decidido a dejarlo, poco puedes hacer más allá que aceptar una decisión que no por ajena se te hace menos dolorosa (sino todo lo contrario). En el cambio de su parecer no puedes ya intervenir, pero en lo que sí puedes trabajar es en el modo en el que te enfrentas a esta dura situación, el fin de tu relación de pareja, pues son muchas las veces en las que no afrontamos los duelos amorosos con las estrategias mas adecuadas.

More From Adictas al amor
20 articles
El marido de mi amiga me tira los tejos
¿Lista para ligar en verano?
Me ha confesado que se siente atraído por otra...
Vacaciones por separado ¿una mala señal?
Imagen de la película Mamma Mia con Pierce Brosnan y Meryl Streep
6 ​​razones por las que nunca debes cerrarle la...

En este sentido, tenemos que fijarnos en los esquemas de pensamiento con los que interpretas lo que está ocurriendo. ¿Qué creencias se te despiertan cada vez que piensas en ello? ¿Cómo te percibes a ti misma en este proceso?

¿Y qué me dices del futuro? Prepárate para desterrar pensamientos polarizados, desecha el nunca de tu vocabulario y ni te atrevas a pensar que aquí se acaba el mundo. Lo único que finaliza es una etapa, y reconozco que lo que viene ahora no es nada apetecible, pero no representa más que un periodo en toda una biografía de desarrollo y crecimiento, la tuya. Porque tú eras, eres (y serás) sin él la misma persona que a su lado se ha enriquecido todo este tiempo, y que ahora continuará haciéndolo en otros escenarios de vida.

La forma en la que piensas sobre esta situación determina el modo y el tono emocional en el que la experimentas y la sientes. Por eso hemos de fijarnos después también en las emociones que brotan al respecto de toda esta serie de ideas. Si estás recurriendo a lecturas catastrofistas y derrotistas de la situación, entonces estás condenándote a atravesar un duro trance emocional. Cuidado con el modo en el que nombras y expresas tus emociones. La situación es triste, sí, pero no es desesperada o, al menos, no tiene por qué serlo. Esta relación acaba, sí, pero con ellas no se desvanecen todas las potenciales relaciones del mundo o, si ahora no quieres ni pensar en esos términos, para ti no concluyen aquí todas las oportunidades de ser una mujer plena, satisfecha y completa.