El Escritor: Verdades incómodas

Ewan McGregor y Pierce Brosnan, cara a cara en un thriller dirigido por Roman Polanski sobre los negocios turbios detrás de la política

La trayectoria de los grandes políticos es, en algunas ocasiones, un tortuoso camino lleno de luces y sombras. Que ciertos asuntos sean públicos es otra cuestión. El escritor, la nueva película de Roman Polanski, narra la historia de un hombre, ­cuyo nombre nunca se revela (Ewan McGregor), que es contratado para escribir por encargo la ‘autobiografía’ del ex primer ministro inglés Adam Lang (Pierce Brosnan). A través de una serie de entrevistas personales, entrará en contacto con la enigmática y arrolladora personalidad del gobernante. Todo dará un giro inesperado y peligroso cuando reciba informaciones que implican a Lang en una trama de crímenes de guerra y descubra que, antes que él, otra persona fue contratada para escribir el mismo libro pero murió en extrañas circunstancias. Una trama magnética y sobrecogedora que homenajea a Hitchcock y mantiene al espectador sin aliento hasta el último segundo.

Publicidad

Polanski, un genio polémico
El director ganador de un Oscar por El pianista vuelve tras cinco años. Sus problemas con la ley –actualmente cumple arresto domiciliario– no le han impedido seguir trabajando, siempre rodeado de controversia.