Helena Rohner: "He diseñado las alfombras que me gustaría tener en mi casa"

La diseñadora de joyas Helena Rohner emprende una nueva aventura creativa en el mundo del interiorismo: una colección de alfombras para Dac Rugs elaboradas con materiales orgánicos. Elegancia y naturalidad en cada pieza.

Lo más popular

La creatividad es una constante en la vida de Helena Rohner. La naturaleza es su gran fuente de inspiración y en sus cuadernos diseña sin cesar todos aquellos objetos de los que a ella le gustaría rodearse, y es que la joyera canaria tiene claro que "los diseñadores creamos porque no encontramos a nuestro alrededor lo que queremos ver". Esa certeza la ha llevado a adentrarse en el mundo de la decoración para firmar originales juegos de té, piezas de cerámica y de madera, lámparas y vajillas que llevan su sello. Su última incursión es una personalísima colección de alfombras para Dac Rugs en la que plasma su particular visión de la belleza.

Publicidad

¿Cómo se fraguó esta colección?

Mi idea inicial fue: "¿Qué tipo de alfombra me gustaría tener a mí en mi casa?". Llevaba tiempo con ganas de crear alfombras de yute, pero aportando algo diferente, porque ahora ya se pueden encontrar en muchos sitios. Pensé en el color y la mezcla de materiales, una de mis señas de identidad.

Lo más popular

¿Y cómo has materializado esta idea?

He buscado jugar con el yute como fibra natural aportando superficies de color que no fueran lisas. Yo trabajo con la luz, las formas, los tonos… La lana y el yute reflejan la luz de manera diferente y quería centrarme en ese juego, así que me puse a dibujar en un cuaderno.

¿Qué aspecto has disfrutado más?

He aprendido muchísimo. He contado con un equipo editor magnífico, con Nacho Curt al frente. Hemos hablado sobre la altura, la lana, cómo tenía que ser el nudo del yute... Ha habido mucha colaboración, ellos han entendido lo que yo quería proyectar y yo qué limitaciones había. Es muy importante trabajar siendo muy consciente de lo que se puede hacer y lo que no. Mi madre era tejedora y sé que trabajar con hilo es muy complicado. Están hechas a mano en India y es magia ver cómo tu dibujo se convierte en estas alfombras.

Precisamente has vestido distintos rincones de tu casa con ellas.

Sí, he diseñado pensando en las que yo deseo tener. Mi meta es ser diferente, conectar conmigo misma y hacer algo que me guste y me surja de dentro. Pienso en todo aquello que me parece agradable para vivir y disfrutar. Después te sorprendes, como ocurre con las joyas, que las haces pensando que le gustarán a alguien como tú y después las compra una señora de 80 años o una niña de 15.

¿Cómo es tu casa?

Es blanca, espaciosa, con mucha luz, suave pero no fría. Tiene materiales nobles, suelos de madera y piezas como una lámpara Poulsen que heredé de mis padres... Es una tabula rasa en la que yo me voy moviendo, voy cambiando colores, cojines, la base es blanca y después voy sumando. Hay épocas que me apetece más azul, otras tonos amarillos... Yo espero que sea una casa que acoja a los que están, no creo en decorar demasiado. Un mínimo de desorden es positivo.

¿Siempre te has sentido atraída por el mundo de la decoración?

Yo creo que es algo que estaba dentro de mí. De mis padres he heredado el amor por los materiales. Mi padre fabricaba marionetas con madera, pero también dibujaba y hacía cerámica. Mi madre tejía. De hecho, uno de los modelos se llama Nilia en su honor... En realidad crecer en Canarias, la luz, la naturaleza, todo ha influido en mi estilo. Por ejemplo los muebles de mi casa eran daneses y muchas veces me han dicho que mis piezas tienen un aire escandinavo.

¿Crees que lo artesanal se valora cada vez más?

Está claro que hay un grupo de gente que lo valora ahora más que antes. Hay un gusto por entender lo que está hecho a mano, cómo y por qué… una especie de respeto, de vuelta al movimiento Arts and Crafts inglés.

¿El proceso creativo ha sido muy distinto al que desarrollas cuando diseñas joyas?

En realidad no, es más una cuestión de volumen. Es cierto que las joyas son más pequeñas, pero se tienen que adaptar al cuerpo y no pesar, acompañarte. En la decoración pasa algo parecido. Las alfombras aportan calidez a cualquier ambiente, tienen que ser prácticas y sutiles para que se incorporen a tu vida.

¿Dirías que la naturaleza es tu fuente de inspiración?

Sí, totalmente, es lo que me gusta y me inspira, donde me recluyo.

Viviendo en una ciudad como Madrid, ¿la echas de menos?

Sí, intento salir todo lo que puedo. Mi novio es jardinero y tengo la casa llena de plantas. ¡Eso ayuda!

Su última colección de joyas

Pequeñas esculturas de líneas sensuales, atemporales y contemporáneas nacen de las manos de Helena Rohner. La armonía está presente en cada una de sus piezas, que también tienen en común la pasión por el color y la variedad de materiales, que van desde la plata y el oro hasta la madera pasando por la porcelana, la piedra y los tejidos. En 2015 fue galardonada con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

More from Ar Revista: