Viajar a través de la moda: tres destinos perfectos para fashionistas

Aquellos diseños que marcaron época pisan hoy con fuerza las salas de los mejores museos, algunos con nombre propio. La moda es la excusa perfecta para acercarnos a tres destinos llenos de glamour: Getaria, Madrid y París.

Lo más popular

GETARIA: El legado de un modisto de culto

Publicidad

Getaria es una encantadora villa bañada por las aguas del Cantábrico. En ella nació un genio de la moda, Cristóbal Balenciaga, de cuya retirada se cumplen cinco décadas. Tras 52 años trabajando de manera continuada, el modisto vasco echaba el cierre de sus salones y talleres en París, Madrid, Barcelona y San Sebastián en 1968.

Lo más popular

Sus modelos pasaban de marcar tendencia en las calles de las capitales europeas a convertirse en piezas de arte. La moda se convertía en patrimonio artístico, y así lo cuenta la gran exposición que alberga durante todo este año el museo que lleva su nombre, situado en Getaria. Cristóbal Balenciaga, moda y patrimonio repasa el legado creativo de este hombre revolucionario, atemporal y moderno, que dominaba como nadie la técnica y el tejido y que ha pasado a la historia por su innovación a la hora de introducir nuevas siluetas. Ochenta piezas que nos hacen entender por qué fue un diseñador de culto en su propio tiempo.

Te encantará conocer...

Si decimos que Getaria es uno de los pueblos más bonitos de la costa vasca, no exageramos. Aquí es fácil encontrar la paz hospedándote en el Hotel Iturregi, escondido entre viñedos de chacolí y con una espectacular piscina situada sobre las ruinas del antiguo caserío. Getaria es, también, cuna de grandes chefs. En el restaurante Elkano elevan el producto a la máxima categoría: sus cocochas de merluza en sus diferentes cocciones son inolvidables.

MADRID: Sorolla y la moda

En la madrileña calle del General Martínez Campos está la última casa en la que vivió el pintor Joaquín Sorolla, hoy convertida en museo. Desde aquí viajaba frecuentemente a París para ponerse al día de las principales novedades de alta costura, que le inspiraban a la hora de realizar sus retratos. Escribía a su mujer contándole qué prendas se llevaban y ejercía de personal shopper de ella y sus dos hijas, adquiriendo vestidos y accesorios.

Publicidad

Era un auténtico experto y cronista de tendencias y así lo refleja la exposición Sorolla y la moda, organizada de manera simultánea por el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Sorolla, que se puede visitar en Madrid hasta el 27 de mayo. Más de 70 pinturas, sobre todo de retratos femeninos, dialogan con impresionantes vestidos y complementos de época. Un viaje a las tendencias de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Te encantará conocer...

Lo más popular

El azul del cielo de Madrid hipnotiza, y contemplarlo desde las alturas siempre es un buen plan. La terraza de The Principal Madrid Hotel, entre olivos y cipreses, es un mirador privilegiado para ver cómo el sol se esconde entre los tejados de la capital mientras se degusta un dry martini. Y para poner el broche perfecto al día, nada hay más castizo que tomarse unos soldaditos de Pavía en Gran Clavel, una vermutería, bar de vinos y casa de comidas en plena Gran Vía.

PARÍS: El sueño de un genio

En el número 5 de la Avenida Marceau de París, Yves Saint Laurent paso casi treinta años diseñando sus colecciones. Horas y horas de trabajo, con una idea lejana en el horizonte: tener algún día su propio museo y que la gente estudiara sus diseños. Por eso el modisto solía guardar los prototipos de sus trajes en lugar de regalarlos.

A finales de 2017, su sueño se hizo realidad: su maison (que había albergado desde 2004 la Fundación Pierre Bergé) abría sus puertas de nuevo convertida en el Museo Yves Saint Laurent. Desde la entrada, la visita es un viaje al universo que él creó y habitó. La recepción se ha mantenido tal y como estaba cuando sus clientes llegaban deseando probarse sus últimos modelos, y en su estudio siguen sobre la mesa sus bocetos con sus anotaciones y los libros que consultaba a menudo. La primera exposición que alberga ofrece una completa visión del proceso creativo de este genio de la alta costura que evoca, en cada uno de sus diseños, un mundo que ya forma parte de la historia.

Te encantará conocer...

París ofrece mil y una caras. Después de pasearla barrio a barrio admirando su belleza y sus contrastes , el cuerpo pide relax. La piscina del hotel Le Bristol París, con vistas a la Torre Eiffel, Montmartre y el Sacré-Coeur, es el lugar perfecto para descansar y recuperarse. A apenas diez minutos caminando está uno de los salones de té más bonitos de la ciudad: Ladurée París Champs Elysées, un lugar de ensueño para probar los deliciosos macarons de esta pátisserie.

More from Ar Revista: