Kristin Scott Thomas: La ‘mala’ de la comedia

La actriz encarna a “una mujer verbalmente agresiva y desagradable” en su nueva película.

Nos conquistó con su elegancia en El paciente inglés, uno de sus papeles favoritos. La suelen encasillar en roles de mujer fría y esnob. De hecho, hasta en las comedias suele ser el personaje antipático, como sucedió en Cuatro bodas y un funeral y Una familia con clase. No hay actriz que sepa hacerlo con tanto estilo. Y eso es lo que le ha pasado en su nuevo título, La pesca del salmón en Yemen, donde encarna a Patricia Maxwell, la mujer encargada de que el sueño de un jeque árabe que quiere llevar la pesca con mosca a su país se cumpla. Los curiosos intereses son, por supuesto, políticos, porque “esta profesional verbalmente agresiva y desagradable” es la portavoz del Primer Ministro Británico. “Ha sido divertido interpretarla”, afirma, satisfecha de haber compartido reparto con Ewan McGregor. A lo largo de este año la veremos en más estrenos, pero el más esperado es Bel Ami, con Uma Thurman, Robert Pattinson y Christina Ricci.

Publicidad