Un musical de muerte

Pablo Puyol y David Ordinas encabezan el reparto que bajo la dirección de Chemari Bello y César Belda se han propuesto hacernos pasar un rato de muerte, repleto de música y diversión.

Está de estreno en España y es la primera vez que se traduce al castellano. No hace falta ser fan de las películas para disfrutar del show, tampoco es necesario ser un amante del género de terror, ni siquiera de los musicales... Lo único imprescindible son las ganas de diversión. Las canciones del musical son frescas y pegadizas así que prepárate para salir cantando de la sala.

Cinco amigos se van a pasar un fin de semana en una cabaña perdida en medio del bosque. Por error, invocan a unos entes que les van poseyendo uno a uno, salvo a Ash, un romántico empleado de almacén con una hoja de servicio modélica. En solitario, Ash hará frente a todas las diabólicas criaturas en que se han convertido sus amigos.
El lugar de representación no serán las habituales salas de teatro, sino que lo encontrarás en la sala 18 de Kinépolis (Madrid).
Cuidado con sentarte en la Splatter Zone (zona de salpicaduras) o saldrás lleno de sangre…

Publicidad