Marchando un sushi de huevo frito

Hoy en día, Ricardo es el único cocinero del mundo no japonés con estrella Michelin por su restaurante asiático. Tiene en Kabuki (Madrid) la mejor barra de cocina japonesa fusionada con la española-mediterránea.

Hoy en día, Ricardo es el único cocinero del mundo no japonés con estrella Michelin por su restaurante asiático. Tiene en Kabuki (Madrid) la mejor barra de cocina japonesa fusionada con la española-mediterránea. Inició su carrera con una hamburguesería y, luego, con un bar de tapas. Fue allí, cuando se enamoró de la cocina nipona por casualidad, al conocer al chef japonés Kikuchi, que le vio cortar jamón y le propuso ser su ayudante en Tokio. Después volvió a Madrid, su ciudad: “Empecé con una cocina clásica y, poco a poco, me fui entusiasmando por la mezcla. Hoy hasta los japoneses piden los platos más mestizos”. Este chef nos impresiona con cada una de sus brillantes ideas: sushi de tuétano (recuerda al cocido), ventresca de atún con migas de pan con tomate (parece un bocadillo de jamón), o sushi de huevo frito de codorniz con trufa... No es de extrañar que esté entre los mejores sushiman del mundo. www.restaurantekabuki.com

Publicidad