La fadista que sedujo a los Rolling

Descubre la voz que enamoró a la banda británica y a la que,a sus 33 años, comparan ya con la reina Amália Rodrigues.

Es capaz de interpretar el fado más tradicional y hacerlo suyo, diferente, al mezclarlo con otros sonidos, como el jazz.  Ana Moura, a sus 33 años, se ha convertido en una de las voces más interesantes de la música portuguesa, con más de 100 000 discos vendidos solo en su país. Ahora, con su nuevo disco, Desfado (Universal Music, 16 €), y una gira de conciertos, se da a conocer en España a lo grande.

Publicidad

¿Qué tiene de especial ‘Desfado’?
Además de esa mezcla de fado con otras composiciones –de cantautores tan relevantes como Pedro da Silva Martins–, destacaría la colaboración con Herbie Hancock, una de las figuras más relevantes del jazz.

No es la única leyenda con la que has colaborado. ¿Cómo fue cantar con The Rolling Stones?
Todo surgió tras elegirme para grabar Brown Sugar y No expectations para su disco The Stones Project. Así, cuando en 2007 pasaron por Lisboa me invitaron a subir con ellos al escenario a cantar junto a Mick Jagger. ¿Sabes? Dijeron de mí que tenía una voz diferente y que mi interpretación salía del alma.

Lo más popular

Y ¿con Prince?
Le regalaron un disco mío y después se compró todos. Le gustaron tanto que me invitó a cantar con él en París. Desde entonces somos muy amigos.

Te comparan con la reina del fado, Amália Rodrigues.
Creo que es más un halago que una  comparación. El fado es un canto del alma y no creo que haya dos almas iguales. Ella tenía unas características únicas y yo busco las mías.

¿Qué destacarías de ti entonces?
Mi voz. Tengo un timbre diferente, más grave y menos angelical.

Dirías que el fado es...
Vivir las emociones sin tenerles miedo.