Vive la salud en verano

Si hay algo que nos preocupa en verano, es seguir manteniendo intacta nuestra salud y, sobre todo, la de los nuestros. El sol, la piscina, los excesos… Te damos algunos trucos y consejos para que todo siga en orden durante la época estival y puedas disfrutar de las vacaciones sin preocupaciones. 

Lo más popular

Llega el verano y las sonrisas afloran ante la inminente llegada de las vacaciones y el descanso. Adiós a los madrugones, maletas preparadas con la toalla, el bañador y mucho, mucho relax. Tardes y noches de terrazas a la orilla del mar, comidas y cenas que gustan a todo el mundo… La época estival es sinónimo de bienestar pero ¿sabes cómo cuidarte y cómo cuidar de los tuyos, manteniendo esa aparente calma? Sabemos que la teoría te la sabes. En la práctica, además, están los cuidados de los que más saben. Los seguros de salud se mantienen en primera línea para ti cuando tu desconectas. 

Publicidad

Pieles a cubierta
Antes de nada, acuérdate de tu piel y la de los tuyos. Los rayos ultravioleta son más agresivos en esta época del año. Protégete con cremas con factor especial para tus necesidades y, a los más pequeños, dedícales un espacio en tu neceser. Además, no te olvides de la ayuda de los expertos para que estéis seguros y totalmente protegidos. Una revisión dermatológica, los consejos de los que más saben en una visita preventiva antes de las largas exposiciones al sol… Seguros médicos como el de Asisa, te permiten estar tranquilla allá donde vayas gracias a su compromiso por mejorar la calidad de vida de las personas.

Lo más popular

Cuidado con los excesos
En verano, además de los cortes de digestión y otros problemas derivados de los excesos con la comida, hay unos grandes olvidados: los dientes. No debemos olvidarnos de nuestra salud dental en esta época del año, que se ve expuesta a numerosos problemas debidos a la ingesta de todo tipo de alimentos. Para ello, es indispensable que todos los miembros de la casa, peques incluidos, no olviden los hábitos diarios de higiene.  Además, acuérdate de que los profesionales están disponibles para ti también en verano gracias a los seguros dentales. Gestos e inversiones que, a largo plazo, te harán sonreír y disfrutar sin tener que preocuparte de imprevistos. ¿Un diente roto? ¿Problemas con un implante por un descuido? Un seguro dental es un seguro para tu tranquilidad.

En verano, vivir la salud es más que fácil. Y como la mujer precavida vale por dos, un último consejo. Un seguro de accidentes será tu aliado a la hora de lidiar con los imprevistos que siempre surgen. Blíndate y blinda la salud de los tuyos con estos consejos. La constancia y los profesionales que se quedan cerca de ti para cuidar a toda la familia, harán que tus vacaciones sean redondas