Recetas de nubes

Nunca fue tan fácil bajar el cielo a tu mesa... A la hora del postre, elige las nubes para sorprender a los comensales. Te damos algunas recetas para dejar boquiabiertos a tus invitados. 

Lo más popular

Nubes de menta

25 gr de azúcar glass25 gr de harina de maízAceite vegetal2 sobres de gelatina neutra300 gr de azúcar150 gr de jarabe de maízUna cuchara pequeña de extracto de menta

En un bol pequeño mezcla el azúcar glass con la harina de maíz y reserva. Engrasa una sartén y coloca encima papel vegetal que cubra el fondo y dos lados. Rellénalo con la mitad de la mezcla anterior y vuelve a reservar.

Publicidad

Rellena un bol más grande con  50 gr de agua fría e introduce la gelatina. Mezcla el azúcar con el jarabe y 50 gr de agua y ponlo a hervir. Baja el fuego a la mitad y cuando mezcla llegue a los 115 grados déjalo durante 10 minutos más. Después apártalo del fuego. 

Con una batidora mezcla la gelatina durante 30 segundos y después añade la mezcla de azúcar con jarabe. Aumenta la velocidad y sigue batiendo durante unos 15 minutos hasta que tengas una mezcla gruesa que doble su volumen original. Añade el extracto de menta y vuelve a batir durante 30 segundos. 

Lo más popular

Coloca la masa en la sartén y con los dedos humedecidos suaviza la parte superior. Espolvorea la mezcla de azúcar glass y harina de maíz del principio. Déjalo reposar en un sitio frío y seco durante la noche.

Invierte la nube en una superficie seca y utiliza un pincel para quitar el exceso de azúcar de la superficie. Córtalo en rectángulos y reboza los lados cortados en un poco más de azúcar glass. 

Nubes de lavanda

25 gr de azúcar glass25 gr de harina de maízAceite vegetal2 sobres de gelatina neutra150 gr de azúcar150 gr de jarabe de maíz25 gr de agua2 cucharadas soperas de lavanda

Hierve el agua con la lavanda y deja la mezcla durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, cuélalo y reserva el líquido. 

Mezcla las seis cucharas de cacao con el agua hasta crear una masa homogénea. En un bol pequeño mezcla el azúcar glass con la harina de maíz y reserva. Engrasa una sartén y coloca encima papel vegetal que cubra el fondo y dos lados. Rellénalo con la mitad de la mezcla anterior y vuelve a reservar.

Rellena bol más grande con  la mitad del agua de lavanda e introduce la gelatina y reserva. En otro bol mezcla el azúcar con el jarabe y la otra mitad de este agua y ponlo a hervir. Baja el fuego a la mitad y cuando mezcla llegue a los 115 grados déjalo durante 10 minutos más. Después apártalo del fuego.  

Con una batidora mezcla la gelatina durante 30 segundos y después añade la mezcla de azúcar con jarabe. Aumenta la velocidad y sigue batiendo durante unos 15 minutos hasta que tengas una mezcla gruesa que doble su volumen original. 

Coloca la masa en la sartén y con los dedos humedecidos suaviza la parte superior. Espolvorea la mezcla de azúcar glass y harina de maíz del principio. Déjalo reposar en un sitio frío y seco durante la noche.

Invierte la nube en una superficie seca y utiliza un pincel para quitar el exceso de azúcar de la superficie. Córtalo en rectángulos y reboza los lados cortados en un poco más de azúcar glass. 

Nubes de café

25 gr de azúcar glass25 gr de harina de maízAceite vegetal2 sobres de gelatina neutra150 gr de azúcar150 gr de jarabe de maíz6 cucharadas soperas de café instantáneo25 gr de agua hirviendoDisuelve en café en el agua y déjalo enfriar. 

En un bol pequeño mezcla el azúcar glass con la harina de maíz y reserva. Engrasa una sartén y coloca encima papel vegetal que cubra el fondo y dos lados. Rellénalo con la mitad de la mezcla anterior y vuelve a reservar.

Rellena un bol más grande con la mitad del café e introduce la gelatina y reserva. En otro bol mezcla el azúcar con el jarabe y la otra mitad del café y ponlo a hervir. Baja el fuego a la mitad y cuando mezcla llegue a los 115 grados déjalo durante 10 minutos más. Después apártalo del fuego. 

Con una batidora mezcla la gelatina durante 30 segundos y después añade la mezcla de azúcar con jarabe. Aumenta la velocidad y sigue batiendo durante unos 15 minutos hasta que tengas una mezcla gruesa que doble su volumen original. 

Coloca la masa en la sartén y con los dedos humedecidos suaviza la parte superior. Espolvorea la mezcla de azúcar glass y harina de maíz del principio. Déjalo reposar en un sitio frío y seco durante la noche.

Invierte la nube en una superficie seca y utiliza un pincel para quitar el exceso de azúcar de la superficie. Córtalo en rectángulos y reboza los lados cortados en un poco más de azúcar glass.