Eva Isanta: “Cuanto más riesgo, mejor”

Lleva siete años en ‘La que se avecina’ dando vida a ‘La Cuqui’, un personaje al que defiende a muerte. Ahora también podrás verla ‘atrapada’ en el Alfil.

A los quince años ya tenía claro que quería ser actriz y comenzó trabajando de forma amateur, pero su debut oficial no llegó hasta 1990, cuando encarnó a doña Inés en El Tenorio.  Después se fue convirtiendo en una más de la familia gracias a la tele. Primero a través de Farmacia de guardia, a la que siguieron otras series como Aquí no hay quien viva o La que se vecina. Es en ella donde lleva siete años dando vida a ‘La Cuqui’, una entrañable pija con la que nada tiene que ver pero a la que ha cogido cariño: “La defiendo mucho, a muerte”, dice. Este mes podrás verla cambiar de registro en directo y en el teatro. La obra: Atrapados.

Publicidad

¿Qué vamos a ver cuando vayamos a visitarte al Teatro Alfil?
Pues una función muy sorprendente que mezcla comedia, intriga, acción e historia sentimental. En ella encarno a una jefa de Recursos Humanos de un banco que se queda atrapada en la cámara acorazada junto al director de la sucursal y un chico de los recados.

Creo que tu papel es un tanto especial, ¿no es así?
La verdad es que sí. Primero porque está escrito para mí, y eso es una satisfacción enorme para cualquier actriz. Y después porque con él encarno a tres personajes. Soy la jefa de la que te he hablado en dos momentos de su vida, el actual y en su juventud, y una especie de diva gay.

Lo más popular

¡Qué complicado!
Es difícil cuando estás creando los caracteres, pero luego empieza a ser una labor muy gratificante, porque uno de los roles te permite respirar del otro.

Alguno te habrá costado más, ¿no?
La diva gay. Es mucho más difícil para mí encarnarla, pero creo que va a ser de lo más divertido de la función. Al final un papel es mejor cuanto más alejado esté de ti y más riesgo lleve interpretarlo.

Te veo y resulta difícil olvidar que eres ‘La Cuqui’. ¿Te han llegado a llamar así en lugar de por tu nombre?
Claro, pero yo siempre digo que si te reconocen por el personaje es porque lo quieren y lo tienen metido en sus casas, forma parte de sus vidas.

Atrapados
Tres personas se quedan encerradas en la cámara acorazada de un banco, un momento perfecto para revelaciones personales.  Intérpretes: Eva Isanta, Víctor Palmero y Mauricio Bautista. Hasta el 21 de marzo en el Alfil (Madrid).