Sarah Jessica Parker

Es una referencia para miles de mujeres en el mundo. Actriz, madre y empresaria. Este mes estrena ‘Sexo en Nueva York 2’

“Los solteros de 40 son como los crucigramas del New York Times: complicados, retorcidos y para los que nunca estás segura de tener la respuesta correcta”. Una frase que resume a la perfección la esencia de Carrie Bradshaw, la neoyorquina convertida en gurú de las relaciones por obra y gracia de la serie Sexo en Nueva York. Capítulo tras capítulo, sus fanáticas seguidoras soñaban con poder saborear un buen Cosmopolitan subidas a unos fabulosos Manolos. Líos amorosos, humor ácido y, sobre todo, mucho estilo fueron las claves de este éxito. Pero Sarah Jessica Parker es mucho más que Carrie. Desde que la serie acabara en 2004 ha seguido su carrera en el cine –en comedias románticas con Matthew McConaughey o Hugh Grant–, ha lanzado una serie de perfumes con su nombre y acaba de convertirse en directora creativa de la marca de moda Halston Heritage. Este mes, las cuatro amigas de Manhattan vuelven al cine con nuevas aventuras –paseo en camello por el desierto incluido– vestidos increíbles y el regreso inesperado de un ex de Carrie.

Publicidad

MUY PERSONAL
Madre a los 40. El año pasado, la actriz, que tiene un hijo biológico de 7 años –James– con el actor Matthew Broderick, adoptó a dos niñas gemelas: Tabitha y Loretta.
La infancia de una estrella. “Sólo soy una chica de Ohio que ha tenido mucha suerte”, comenta la actriz cuando repasa su carrera, que la llevó de una familia de 7 hermanos hasta el glamour de Hollywood.