Helena Bonham Carter

La actriz brilla en un filme francés donde encarna a una excéntrica mujer apasionada por los insectos.

La británica Helena Bonham Carter es una de las protagonistas de esta joya de película llamada El extraordinario viaje de T. S. Pivet, una preciosa historia sobre un pequeño inventor que abandona en secreto el rancho donde vive en Montana para viajar hasta Washington a recoger un premio. Por supuesto, el jurado no sospecha que su ganador es un niño de diez años.

Pero lo mejor de esta historia radica en su extravagante familia, sobre todo en la madre, una científica obsesionada con el mundo de los insectos. Y ahí aparece ella, la intérprete de buena familia (es prima, lejana, de Kate Middleton) que ha fascinado al director Jean Pierre Jeunet, aunque no tanto como a Tim Burton, su pareja sentimental: “La amo como actriz. Es una mujer alegre y profunda, capaz de mezclar fantasía y emoción a la vez”.

Publicidad

Y es que no la hay mejor a la hora de dar vida a personajes fabulosos, excéntricos inteligentes e imprevisibles que, en parte, tienen mucho que ver con ella. Quizás por eso nos guste tanto. Y más ahora que hemos sabido que su abuelo, el diplomático español Eduardo Propper de Callejón, salvó a 30.000 judíos del exterminio nazi.