Garry Winogrand

El príncipe de las calles, así apodaban a Garry Winogrand, el fotógrafo que supo captar el alma de grandes ciudades como Nueva York en sus imágenes, expuestas ahora en Madrid.

Al mirarlas, parecen cobrar vida, y sin que nos demos cuenta nos transportan a las calles de Nueva York, San Francisco o Los Ángeles que tanto le gustaba retratar. Garry Winogrand (1928-1984) sabía dotar de alma a sus imágenes, habitadas por esas gentes anónimas que marcan el ritmo de la ciudades.

El Príncipe de las Calles es ahora el protagonista de una gran retrospectiva en Madrid que nos deleita con lo mejor de su trabajo, del que nos hemos enamorado a través de las más de 175 imágenes de la muestra. Todo un flechazo.

Publicidad

Winogrand se definía como “un estudiante de los EE.UU.”, y disparaba frenéticamente con su Leica para captar el pulso de la sociedad, incluidas sus celebrities. ¡Cómo olvidar su retrato de Marilyn Monroe con su vestido blanco al vuelo para presentar La tentación vive arriba! Y es que a Winogrand también le gustaba fotografiar a mujeres hermosas, como muestra su serie Women are Beautiful, sorprenderlas sentadas en un parque o preparándose para salir de fiesta. Tras su lente, todo era más bello.

Desde el 25 de febrero en la sala Bárbara de Braganza de la Fundación Mapfre.