Peter Dinklage: nuestro Lannister favorito

El 13 de abril llega a las pantallas la quinta temporada de ‘Juego de tronos’, y con ella Tyrion, uno de sus personajes más grandes.

Cuando se mide 1,34 metros no es fácil pasar desapercibido. Cuando se es Tyrion Lannister, de Juego de tronos, es directamente imposible. Con casi veinte millones de espectadores por capítulo en EE.UU. y encarnando al personaje más querido (cariño que aumentó ante el temor de que muriese en la ficción), la fama de Peter Dinklage no deja de subir. Quizás por eso, a sus 42 años, prefiera la tranquilidad de vivir con su mujer, directora teatral, su hija de tres años y su perro en una casa en las montañas cerca de Nueva York. Lejos queda ya cuando vivía en una casa “con el horno lleno de ratas”, cuenta. Sí, sus comienzos fueron especialmente duros.

Publicidad

Reconoce que su altura “de adolescente me amargaba y me enfadaba”, pero ahora comparte con Tyrion estas palabras: “O te escondes en un rincón oscuro o alardeas de ello y lo utilizas como escudo”. Y esto último es justo lo que hizo, acostumbrado a que sus padres, de estatura normal, le hicieran esforzarse por alcanzar todo lo que quisiera, por muy alto que estuviese, y hablamos en sentido literal. Quizás por eso no ha permitido que su talla le defina, y siempre ha rechazado los papeles escritos específicamente para enanos, excepto en Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian. Filmes tan interesantes como Living in Oblivion (su debut en 1995) o The Station Agent ya dejaban intuir que su talento era demasiado grande como para encasillarse. Su sublime interpretación de Tyrion Lannister, con la que ha logrado un Globo de Oro y un Emmy al mejor de actor de reparto, lo demuestra: “Creo que Tyrion es un héroe tranquilo. Y eso me gusta”, afirma Peter. Creemos que a él le sucede lo mismo, y por eso nos gusta. Este mismo mes puedes verle en El hombre más enfadado de Brooklyn.