Natalia Jiménez: “Estoy viviendo mi sueño”

La cantante lanza su segundo álbum en solitario, ‘Creo en mí’, un trabajo que muestra el dulce momento que vive actualmente.

Lo más popular

Dos años es el tiempo que Natalia Jiménez, la voz que se dio a conocer con La Quinta Estación, ha tardado en cocinar su segundo disco en solitario, Creo en mí. Tras su lanzamiento en América, el éxito no se ha hecho esperar y varios de sus cortes ya copan las listas de éxitos en México y Miami, donde la cantante vive actualmente. Antes de comenzar una extensa gira que espera que la traiga a España, Natalia nos habla de su nuevo trabajo, de su infancia y de cómo es esta mujer simpática, cargada de energía y “más fuerte que el vinagre”, como ella misma confiesa entre risas.

Publicidad

Te hemos echado de menos. ¿Por qué has tardado tanto en lanzar tu nuevo álbum?
Era necesario para hacer algo distinto. Quería buscar un nuevo estilo, trabajar con otra gente... El resultado, treinta canciones de las que nos hemos quedado con once. Una selección superacertada para un disco muy, muy divertido.
¿Cómo lo describirías?
Es un disco pop, pero con tintes electrónicos, con un poco de reggae, baladas preciosas y, por encima de todo, un disco del que emana un mensaje muy positivo y te deja buen sabor de boca.
El título, Creo en mí, ¿es una declaración de intenciones?
Viene de una de las canciones de este nuevo trabajo. Un tema que trata del amor hacia uno mismo. Siempre hablamos del amor hacia los demás, pero creo que de vez en cuando está bien que nos digamos que nos queremos, que podemos tirar hacia delante por muy difíciles que se pongan las cosas.
¿Alguna vez has dejado de creer en ti?
Bueno, para escribir este tema conecté con la niña pequeña a la que en el colegio le hicieron la vida imposible. Es lo que viví cuando era chiquita, cuando llegué a pensar que era cierto que no valía para nada, como me decían. Pero mientras los niños se metían conmigo yo escribía mucho, y gracias a ello he llegado a ser compositora, así que en cierto modo se lo debería agradecer.
Para este trabajo has dicho adiós a las canciones tristes. Algún motivo tendrás...
Lo cierto es que al componer es imposible que no se refleje tu estado de ánimo, y en estos momentos estoy muy contenta, muy feliz... Vivo un momento muy dulce y tengo ganas de que todo el mundo lo sepa. Estoy muy agradecida por todo, doy gracias por poder dedicarme a vivir de mi sueño, por que la gente venga a verme... ¿Cómo no voy a estar feliz?
Me encanta el tema Quédate con ella. ¡Es tan divertido y fresco!
¿A que sí? Viví ocho años en México y me harté de ese machismo de algunos mexicanos que tienen a la mujer atada a la cocina, pero quería contarlo de una manera graciosa. Ha sido un exitazo. A las chicas les encanta ese “yo no plancho, ni barro, ni voy por cigarros... que otra aguante este maltrato”.
¿Y tu favorita?
Tú y yo, una balada de piano y voz que ha quedado espectacular. Cada vez que la escucho se me eriza la piel.
¡Qué lejos quedan ya aquellos años en los que tocabas en el metro de Madrid! ¿Los recuerdas?
Sí. Me solía sentar en la estación de Bilbao y me iba bastante bien. La gente era muy maja, me daban dinero, tarjetas de sitios para que fuera a tocar, se sentaban a escuchar... ¡Hasta los guardias de seguridad me querían mucho!
Y en breve comienzas la gira...
Y tengo unas ganas locas de darlo todo. Sobre el escenario soy pasional, me encanta cantar con la gente, hablar con ellos, gastarles bromas... Soy una show woman. Es el sitio en el que más cómoda estoy.