Claves para elegir las sábanas más frescas en verano

3 claves para elegir las sábanas más frescas del verano.

Lo más popular

1. Utiliza fibras naturales naturales 100%. Puedes elegir entre seda, algodón o lino. La seda regula muy bien la temperatura, se mantiene fría durante el verano y cálida en invierno, aunque su precio es elevado. El lino resulta muy fresco, está tejido de forma muy abierta y absorbe la humedad, aunque puede resultar poco agradable al tacto según los acabados que tenga. La última colección de Zara Home de lino en colores naturales tiene diseños minimalistas muy bonitos. www.zarahome.com

Publicidad

2. No todos los algodones son iguales. El algodón en general se utiliza más en invierno, pero algunas formas de su tejido resultan muy apropiadas para el verano. El más valorado es el algodón egipcio, ya que sus fibras son más largas, y el tejido resulta muy fresco, suave y brillante.  Es el típico que encuentras en los hoteles de lujo y su precio es bastante elevado. www.hogar-algodon-egipcio.es

Un tejido muy recomendable para el verano es el llamado Jersey, que resulta fresco en verano y cálido en invierno, y cuando te metes en la cama parece que te envuelves con una suave camiseta. (Una ventaja añadida del Jersey es que no hace falta plancharlo). Sábanas Jersey de Maiterías. Paseo de la Habana 24, Madrid. www.maiteriashop.blogspot.com.es

Lo más popular

El tercer tejido fresco de algodón es el percal, un tipo de algodón muy valorado por fresco y económico, aunque puede resultar un poco rígido. www.elcorteingles.es

3. Utiliza tejidos con muchos hilos. En cuestiones de ropa blanca, la calidad se mide sobre todo en número de hilos (o puntadas) por pulgada. Cuantos más hilos tenga (entre 160 y 600 ya es buena calidad) duran más, son más suaves y agradables. Una buena forma de comprobarlo es mirar con la sábana a contraluz: cuanto más opaca mejor es. Las antiguas sábanas de hilo de los ajuares de nuestras madres son un lujo: agradables, frescas y suaves.