Basquiat, ¿por qué son tan caros sus cuadros?

Su autor, Basquiat, murió a los 27 años, pero en su corta carrera llegó a firmar obras que hoy valen millones.

Lo más popular

Tenía 17 años cuando se convirtió en un artista callejero que firmaba como SAMO (de ‘Same Old Shit’, “la misma mierda”) y dejaba en los muros de Manhattan sus grafitis repletos de ideas políticas, religiosas y filosóficas. Fue entonces cuando Jean-Michel Basquiat dejó la escuela y su casa para vivir en las calles de su ciudad.

Publicidad

Nacido en Brooklyn en diciembre de 1960, su carrera artística ha sido una de las más cortas y más brillantes de la historia del arte. No en vano tenía entre sus más firmes admiradores y amigos a otro genio, Andy Warhol. Pero ¿qué hizo que este chico llegara a ser el autor de cuadros como Dustheads, vendido en 2013 por 48,8 millones de dólares? El humor, la ironía, el primitivismo y, sobre todo, la furia con la que obliga al espectador a reflexionar sobre el mundo en el que vivía fueron algunas de las claves con las que Basquiat deslumbró en los ochenta al mundo del arte. Un universo pictórico que se ve perfectamente reflejado en El hombre de Nápoles (imagen superior), obra clave para comprender al artista, que pertenece al Guggenheim de Bilbao, museo que este mes le dedica una retrospectiva. Su curiosidad intelectual y su doble herencia étnica –su madre era puertorriqueña y su padre haitiano– plagaron sus obras de imaginería, tótems y alusiones a cómo era la vida de los negros en EE.UU.

Lo más popular

En 1987, la muerte de Warhol afectó profundamente a este joven extremadamente sensible que solamente le sobrevivió un año. Tras una estancia en Hawái para intentar desintoxicarse de su adicción a las drogas, Basquiat apareció muerto un 12 de agosto de 1988 en su apartamento de Nueva York, víctima de una sobredosis.
Ahora, una revisión de su trabajo rinde homenaje a la prolífica e interesante obra de un artista revolucionario. Del 3 de julio al 1 de noviembre en el Museo Guggenheim Bilbao.