Marion Cotillard: Revolución francesa

La actriz ha hecho temblar los cimientos de Hollywood. Musa del cine y la moda, DiCaprio es su última conquista

Su delicada belleza parisina, su profunda mirada azul y su sonrisa espontánea son las armas ante las que se han rendido todos. La soberbia interpretación que hizo de Edith Piaf en La vie en rose en 2008 –por la que ganó un Oscar– la lanzó al estrellato. Antes de eso ya había trabajado con Tim Burton o Russell Crowe. Gracias a su facilidad para hablar inglés sin acento, no ha dejado de conseguir papeles en EEUU, desbancando a algunas de las actrices americanas más sexys. La vimos en Enemigos públicos, con Johnny Deep, o bailando y cantando en Nine. Su última película, Origen, es un thriller donde comparte plano con Leonardo DiCaprio. La moda tampoco es ajena a su encanto. Gaultier diseñó para ella el increíble vestido sirena con el que recogió el Oscar y, además, es la imagen de las campañas de Dior. Estos días se encuentra inmersa en el rodaje de Midnight in Paris, con Woody Allen

Publicidad

MUY PERSONAL
Ecologista convencida
Sigue la macrobiótica y colabora en proyectos de reforestación con Greenpeace y la fundación 'Alter Eco'.
Inquietudes musicales
No sólo tiene una voz portentosa (cantó en ‘La Vie en Rose’ Y en ‘Nine’) sino que también toca el bajo, el teclado y compone sus propios temas.