Llega 'Anacleto, agente secreto'

El James Bond ibérico salta de las viñetas al cine para celebrar su medio siglo de vida y demostrar que es un padrazo. Imanol Arias y Quim Gutiérrez, perfectos en su papel.

Lo más popular

Anacleto nació cuando triunfaban las películas de James Bond, por lo que resulta difícil no imaginar que su autor, Manuel Vázquez, pretendía hacer un ‘chiste’ de tan eficiente y elegante agente secreto. Sin embargo, Vázquez siempre presumió de que su personaje estaba inspirado en otra parodia del agente británico: “En uno de la tele que era medio tonto”, decía. Hablaba, por supuesto, del Superagente 86 creado por el genial Mel Brooks.

Publicidad

Sea como fuere, Anacleto quedó grabado en la memoria de quienes lo han leído como una suerte de 007 ibérico que, eso sí, recibe de su jefe tan buenos tortazos como innovadores gadgets.

Imanol, encantado
Ahora, cumplidos los 50 años, la popular serie de los tebeos que tuvo su época dorada en las décadas de los sesenta y setenta regresa con un espíritu renovado. Y lo hace para lucirse por todo lo alto en la gran pantalla, y para ello ha contado con un arma de lo más taquillera: el actor Imanol Arias. Y es que no se nos ocurre nadie mejor que él para encarnar a tan peculiar personaje. Imanol, por su parte, está encantado, y no solo por lo que supone el personaje, sino por la oportunidad de entrar en un mundo de acción: “Con 60 años resulta una experiencia muy buena, sobre todo cuando detrás hay un director con talento”, nos cuenta. Además, después de tantas temporadas de Cuéntame cómo pasó a sus espaldas, parece ser que el actor estaba deseando el cambio.

Imanol Arias y Quim Gutiérrez, padre e hijo en la ficción.
Lo más popular

Especialista en comedia
El director del que habla Imanol, de quien ha llegado a decir que “piensa únicamente en que los espectadores lo pasen bien”, es Javier Ruiz Caldera: responsable de las comedias Spanish Movie, Promoción fantasma y la tronchante Tres bodas de más (¡imposible olvidar a esa fantástica Inma Cuesta!).

Lo cierto es que esta adaptación promete no defraudar. ¿Las razones? Primero, porque convierte al agente en padre, y este debe confesarle a su confundido hijo su identidad secreta. Todo un acierto para crear situaciones y diálogos muy cómicos.

Segundo, porque el hijo es Quim Gutiérrez, y pocos actores saben utilizar tan bien esa vis cómica que nace de la sorpresa y la ironía. No es fácil mantener el tipo cuando la contraseña ultrasecreta es: “La tortilla de patatas siempre es redonda”.

Tercero, porque en el reparto hay secundarios con los que es imposible no reír, como Berto Romero y Carlos Areces, este último convertido en Vázquez, el genial archienemigo de Anacleto.

Como muestra, y hasta que el filme se estrene en cines el próximo 4 de septiembre, te aconsejamos que eches un vistazo al magnífico tráiler, donde choca comprobar que Anacleto no ha abandonado el tabaco. Algo que se agradece, ya que es una de las señas de identidad irrenunciables de un personaje que nació en una sociedad en la que fumar aún estaba de moda. Eran otros tiempos.