Eduardo Mendoza, el regreso del detective loco

Eduardo Mendoza y su original sabueso sin nombre vuelven a hacernos reír con su última y esperadísima novela, "El secreto de la modelo extraviada".

Es el hombre de los mil nombres, el detective más divertido y original, el loco más pícaro y curioso que se ha colado en las páginas de una novela policiaca. Hablamos del protagonista más querido, redicho y cómico de las novelas de Eduardo Mendoza –con perdón del comandante de Gurb–, que regresa con una nueva historia, El secreto de la modelo extraviada.

Tras sus cuatro novelas anteriores: El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señoras y El enredo de la bolsa y la vida, el detective que fue, según sus propias palabras, “injustamente metido en un manicomio”, se decide a viajar al pasado, “con la memoria, que ya he dicho que no estoy tan loco”. ¿El motivo? Indagar en un caso abierto sobre una modelo asesinada por el que el detective fue culpado “sin razón, una modelo no haría caso a un tipo como yo ni asesinándola”, afirma.

Publicidad

Es así como Mendoza nos mete de lleno en una doble y tronchante aventura que además nos refleja con mucho tino las dos Barcelonas: la “cochambrosa de los ochenta” y la actual, visitada y admirada por gente de todo el mundo. Y es que los tiempos cambian, aunque veremos que del pasado siempre queda algo. Una vez más, además de su fino humor, Mendoza nos regala su inteligente mirada.