Cómo hacer postres light

Solo una buena repostera preocupada por mantener su talla sabe hacer las tartas más ligeras. Jessica Dánez nos da sus claves.

Cuando decidió hacerse repostera y abandonó su trabajo en la televisión, Jessy Dánez no estaba dispuesta a perder su figura. Así que nadie mejor que ella para realizar las mejores tartas y postres por encargo... pero ligeros: "El objetivo es poder disfrutarlas sin remordimientos" dice. Ella cree firmemente que paladar y calorías no están reñidos, y comparte algunos de sus trucos para rebajar las calorías de nuestros dulces: "Son pequeños cambios que sustituyen parte de la grasa o el azúcar de la receta original por otros ingredientes que actúen de forma similar". 

Publicidad

Sustituyo mantequilla por compota de manzana, de pera o plátano. La clave está en sustituir por compota más de la mitad del peso de la grasa que lleva tu receta. La compota la puedes elaborar tú mismo en casa. Solo tienes que pelar las manzanas o las peras y llevarlas al microondas durante un par de minutos. Una vez cocidas, ya las puedes triturar y añadir a la receta. Si prefieres plátano, puedes triturarlo con el robot de cocina o a mano, con un tenedor. Los bizcochos quedan jugosos y esponjosos, con menos grasas y más fibra. 

Lo más popular

Pongo leche o yogur donde había aceite.Del total de mililitros de aceite que lleve la receta, podemos sustituir hasta un 60 % con leche o yogur desnatados. Es decir, si lleva 100 ml de aceite, podemos usar solo 40 ml y sustituirlos por 60 ml de leche o yogur desnatado. 

Cambio azúcar por miel o edulcorante natural.Aunque engordan por igual, la miel aporta los aminoácidos, vitaminas y minerales que no tiene el azúcar. Y si hablamos de un sustituto del azúcar, me encanta la tagatosa. Su índice glucémico es bajísimo, lo que la hace apta para diabéticos. Es un producto natural y su textura es prácticamente la misma que la del azúcar, por lo que no descalabra las recetas. Muy importante es hornear a menos de 180 ºC, porque a una temperatura superior podría darle al bizcocho un sabor amargo. Su única desventaja es que es un producto caro: 18 €/kilo, aunque un kilo de tagatosa equivale a dos de azúcar, por lo que acabamos gastando la mitad (9 €). jessitartas.blogspot.com