Audrey Hepburn y Givenchy, una gran amistad en exposición

Una exposición muestra la amistad que unió al modisto y a Audrey Hepburn.

El Thyssen dedica a Hubert de Givenchy la primera gran retrospectiva dedicada a sus creaciones. Comisariada por el propio diseñador, en ella se pueden ver sus colecciones desde la fundación en 1952 en París de la Maison Givenchy hasta su retirada profesional en 1996.
Como no podía ser de otro modo, la grandísima amistad que le unió a Audrey Hepburn centra gran parte de la atención. El modisto convirtió a la actriz en su musa y, según ha confesado en más de una ocasión, tuvieron una amistad “tan especial como un affaire amoroso”. Y eso a pesar de que la primera vez que la vio estuvo a punto de rechazar vestirla.
Fue en 1954, cuando una joven muy delgada apareció en el taller del modisto. Vestía una camiseta anudada, sandalias planas y un sombrero de gondolero: “Yo no sabía quién era Audrey Hepburn porque no vi sus primera películas”, ha explicado en varias ocasiones. De hecho, cuando le comentaron que se pondría en contacto con él “Miss Hepburn”, el diseñador pensó en la otra, Katharine. Pero Givenchy escuchó la propuesta de la joven que le pedía que diseñara el vestuario de su próxima película, Sabrina. En un primer momento, rechazó la oferta por falta de tiempo. Pero ella insistió en ver su colección y, al final, para suerte de la historia del cine, logró su objetivo. ¡Cómo olvidar el precioso vestido de noche blanco bordado en negro que lució en el filme! A partir de ese momento se fue fraguando una amistad que duró hasta la muerte de la actriz, en 1993. Durante su entierro, él fue uno de los portadores de su féretro: “Era única, leal y maravillosa”, comentó entonces, lamentando que hubiera muerto “demasiado pronto”.
Como su mejor amigo, Givenchy vistió a Audrey en ocasiones tan especiales como su boda con el médico Andrea Dotti, y para filmes como Una cara con ángel o Desayuno con diamantes, donde la actriz lució el mítico tubo de noche de satén negro, presente en la muestra del Thyssen. Y es que nadie entendía tan bien como él su sobria elegancia. Y ninguna, y eso que en la lista de sus clientes hay iconos como Jackie Kennedy, lució mejor las creaciones del padre de la blusa Bettina o el vestido saco. Del 22 de octubre al 18 de enero en el Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid).

Publicidad

1

Audrey Hepburn y Hubert de Givenchy fueron amigos durante casi cuatro décadas, hasta la muerte de la actriz.

2

Vestido tubo de noche de satén negro creado por Givenchy para su amiga Audrey Hepburn, para la película Desayuno con diamantes (1961).

Publicidad

4

Givenchy contaba entre sus clientas con personalidades e iconos de la moda como Grace Kelly o Jackie Kennedy .

Publicidad

5 El vestido de satén de Jackie Kennedy

Para Jackie Kennedy diseñó este maravilloso vestido largo de satén de color crudo con top bordado con flores multicolores. La que fuera primera dama norteamericana lo lució en el verano de 1961 en el Palacio de Versalles, con motivo de una cena con la que el presidente Charles de Gaulle obsequió al matrimonio Kennedy durante su visita oficial a Francia. Ahora, podrás verlo de cerca durante tu visita al museo.