Seis ideas para colocar a los invitados en la mesa

Déjales con la boca abierta.

Con el otoño se cierra extraoficialmente la temporada de terrazas y regresan las ganas de recibir a los amigos en el salón. Si eres de las que les gusta cuidar hasta el mínimo detalle, te proponemos seis sencillas ideas con las que sorprender. Y es que el arte del seating o, lo que es lo mismo, cómo colocar a los comensales alrededor de la mesa es una apuesta que destaca entre las últimas tendencias de decoración. Prueba a trasladar esta costumbre típica de banquetes de boda y grandes eventos a tu salón y marca la diferencia. ¿La clave para ser la anfitriona perfecta? Darle un toque personal a las presentaciones con detalles hechos con tus propias manos y dar la bienvenida al otoño con mucho glamour.

Publicidad

1 Elementos del bosque

Una idea fácil de hacer y muy económica es colocar hojas secas de roble, castaño, etc., sobre cada plato, y escribir en ellas el nombre de cada invitado. ¿El toque final? Aplicarle un poco de barniz en spray para aportarles un brillo extra.

2 Con marco

Si te gusta la idea de poner una foto pero prefieres algo más tradicional, puedes colocar un pequeño marco dorado sobre cada plato. Así los conquistarás desde el primer vistazo.

Publicidad

3 Ramitas de canela

A veces, lo más sencillo es lo más efectivo. Escribe el nombre sobre una etiqueta y átalo en un manojo de ramitas de canela. Aportarán todo el aroma.

4 Flores silvestres

Si te gustan los adornos florales, recicla frasquitos de cristal y conviértelos en pequeños floreros donde introducir la tarjeta con el nombre. Es una buena forma de traer el olor del campo a la mesa.

Publicidad

5 Sorprende con su foto

¿Te imaginas qué cara pondrán tus invitados si se encuentran con una foto suya? Si eres de las que pasan mucho tiempo entre costuras seguramente tengas a mano bobinas de hilo que puedas reciclar (si son de madera, mejor). Solo hay que hacer una delgada muesca en la base para insertar la foto.

6 Minimacetas aromáticas

Otra opción interesante es colocar pequeñas plantas aromáticas en cada plato. Puedes simular un miniinvernadero cubriendo cada maceta con un vaso de cristal. Dará un toque romántico a tu mesa.