Merece la pena ver Londres en Navidad

El viaje perfecto para no perder tiempo ni dinero.

Londres vive uno de sus mejores momentos del año en Navidad. Visitarla durante diciembre es como entrar en una maravillosa fiesta de luces mágicas, tiendas maravillosamente decoradas, espectáculos especiales y cientos de personas deseando celebrar este momento tan especial. Esta es nuestra guía de recomendaciones para aprovecharla al máximo sin esperar colas, perder el tiempo ni el dinero.

Publicidad

1 Luces mágicas en la ciudad

Visitar Londres en Navidad es como sumergirte en un mar de luces y decoraciones maravillosas, en una gran urbe palpitante llena de gente animada en la calle que sale para comprar y cenar con sus amigos. Como se hace de noche a las cuatro de la tarde, conviene planificar las actividades de luz natural para la mañana y los museos, tiendas y espectáculos para la tarde.

2 Oxford Street en pleno apogeo

Hacer shopping en Navidad en Londres se convierte en un espectáculo. Superpobladas de gente haciendo compras, con iluminaciones diseñadas por grandes artistas y escaparates que merecen premios internacionales, solo pasear se convierte en un viaje mágico. Las calles Regent, Oxford Street, Picadilly Street, Old Bond o KnightsBridge son lugares mágicos y excitantes durante diciembre. Conviene no perderse los escaparates de Harrods, Hamleys, Fortnum&Mason o Selfridges.

Publicidad

3 Hamleys, paraíso de los juguetes

Si todos quieren visitar Hamleys a lo largo del año, en Navidad mucho más. Sus escaparates son un prodigio del buen gusto. Es la tienda de juguetes más antigua del mundo y en sus cinco plantas conviven juguetes de todas las épocas y para todos los gustos. Conviene buscar los juguetes que tienen de su propia marca, son originales y educativos. Está en la magnífica calle Regent Street (188-196)

4 Planificación y compra de tickets desde España

Anticiparse es ganar: comprar las entradas desde España es la mejor opción para que el viaje no se desmadre de precio y evitarse perder el tiempo y pasar frío en colas. Estas son nuestras recomendaciones:

1. Los vuelos low Cost: no por mucho anticiparse salen los vuelos más económicos. Entre tres y seis meses de antelación, los precios apenas varían. Un precio bueno para diciembre es de 80 € ida y vuelta por persona. Excepcional por debajo y más allá de los 120 ya no es low cost.
Comprar desde España.  Conviene también reservar el tren desde el aeropuerto a la ciudad: es la opción más económica y cómoda. 

Las entradas: Para poder entrar en espectáculos, exposiciones, musicales, pistas de patinaje, el London Eye, la Torre de Londres o el London Bridge, conviene comprar las entradas desde España en euros, llevarlo todo atado y así evitarse colas. La web  www.visitbritainshop.com  es una de las más recomendables.

Publicidad

5 Transportes y wifi bajo control

Los transportes en Londres son caros, así que es muy recomendable hacerse con billetes de día entero para poder recorrer toda la ciudad sin tener que gastar en cada trayecto. Y como casi todo, es más fácil y económico (18 €) comprarlos en España   www.visitbritainshop.com  

Internet. Si eres capaz de viajar desconectado de Internet no hay problema, pero si a estas alturas ya no puedes prescindir de tu smartphone para vivir, habla con tu compañía de teléfono y amplía tu tarifa a un plan de Roaming de 50 megas al dia (unos dos euros). Sólo se activa cuando llegas al extranjero. De todas formas en Londres hay wifi en casi todos los sitios: buses, trenes, msueos, cafeterías... Si vas un poco despierto puedes ir saltando de wifi en wifi sin problema. Porque lo cierto es que la vas a necesitar. Para consultar los mapas, saber qué bus coger, líneas de metro, horarios de museos...
Tu mapa en el móvil. La app city mapp u otras imilares te pueden sacar de muchos apuros. 

6 Dormir en un apartamento

La opción de alquilar un apartamento por días está en auge ya que se pueden encontrar casas de auténtico lujo en el centro a precios razonables. Son muchas las agencias de alquiler de casas y apartamentos, pero hay algunos aspectos a tener en cuenta antes de zambullirse en una larga búsqueda:

Que la web ofrezca confirmaciones inmediatas (No hay que volver a empezar la búsqueda de nuevo si el dueño contesta a los dos días que no está disponible), y que tenga muchos filtros para que no se eternice la búsqueda.
Un ejemplo de lo que se puede encontrar son los apartamentos Hop Art, en el barrio de Borrough, con una o dos habitaciones, decoradas como un loft y que se pueden encontrar en www.villas.com , la versión premium de www.booking.com  

Publicidad

7 Los rascacielos de Londres.

Los grandes rascacielos de la ciudad son un espectáculo en si mismos. Están creciendo como setas en los lugares más increíbles y con las formas más fascinantes. Uno de los más populares y polémicos es el que llaman Walkie Talkie, que en realidad se denomina Fenchurch Street. Aunque ha recibido un premio al edificio más feo del Reino Unido, para muchos londinenses es su favorito.

8 Shopping fabuloso

Para los amantes de las compras, Londres es un paraíso. Muchas de las grandes cadenas están también en España, y se pueden encontrar las mismas cosas pero más económicas en nuestro país. Otras tiendas son muy buscadas por los españoles, como TopShop, Harvey Nicols, Conrand shop, Gap, All Saints, Paul Smith, Urban Outfitters y Primark.

Publicidad

9 Winter Wonderland, el mejor mercadillo

Es una de las grandes atracciones de Londres en Navidad. Una especie de feria de atracciones gigantesca en mitad de Hyde Park con sus norias, sus montañas rusas, y sus trenes de Navidad pero ambientada de Navidad. Muy bien montado su mercadillo, con puestos de madera donde comprar adornos artesanales, y también sus puestos para tomar vino caliente, gofres, perritos calientes o dulces. Muy divertido es hacer patinaje sobre hielo, aunque se recomienda reservarlo de antemano. Una última recomendación: evitar el fin de semana, ya que el gentío puede resultar excesivo.

10 Harry Potter, un lugar mágico

Londres con niños es un tipo de viaje muy especial. Para ellos también todo es estimulante y divertido. Para aquellos pequeños y grandes que han vivido intensamente la saga Harry Potter en cine o en las novelas, no hay nada comparable a visitar los estudios Warner Bros donde se rodaron la mayoría de las escenas de las películas de la famosa saga. El plan ocupa una mañana o una tarde, ya que estos estudios están a una hora de la ciudad, por lo que hay que ser muy aficionado. Pero el viaje (incluído en el precio de la entrada) merece la pena. Una visita de unas tres horas por los mejores decorados bien organizada que no decepciona.Las entradas se pueden comprar desde España en www.visitbritainshop.com