5 platos de otoño deliciosos y contundentes

¿Hambre de otoño? Deja que tus sentidos se deleiten con estos fantásticos platos de caza y productos de temporada. Ya puedes empezar a calentar el horno...

Imagen de platos de otoño

Pichón, venado, perdiz o faisán protagonizan las recetas más exquisitas que dan la bienvenida a la temporada de caza. Platos contundentes que capturan los sabores y los aromas de la recién estrenada estación.

Publicidad

1 Venado aromático

Ingredientes: 1 kg de venado troceado. 1 cebolla grande troceada. 1 cucharadita de azúcar de caña integral muscovado. 3 dientes de ajo machacados. 1 trozo de jengibre rayado. 2 cucharaditas de garam masala. 1 cucharadita de cilantro molido. 1 cucharadita de chile chipotle seco y en trozos. 1 cucharadita de cúrcuma molida. 400 g de tomate. 150 g de yogur entero. Cilantro fresco y cortado para adornar. Chutney (variedad de especias indias) para servir. 1 cucharada de aceite de girasol. Sal.

Cómo se hace: calienta el horno a 150ºC y, mientras tanto, dora la cebolla en una sartén. Sube el fuego a la mitad de potencia e incorpora el azúcar. Deja que la cebolla se noche cinco minutos más. Añade el ajo, el jengibre y las especias. Fríe todo durante dos minutos, incorpora los tomates y ve deshaciéndolos con una cuchara de madera. Añade 400 ml de agua y cuece diez minutos. Incorpora el venado y una cucharadita de sal. Retíralo del fuego antes de que rompa a hervir y tapa la cacerola. Mete la carne en el horno durante una hora, hasta que se ablande (se tiene que deshacer un poco). Pruébalo para dar el punto de sal y añade el yogur. Puedes servir la carne asada en un plato con pan naan (tipo de pan asiático), arroz y el chutney. Decóralo con cilantro fresco.

2 Pichón templado con ensalada de espelta

Ingredientes: 250 g de pechuga de pichón (puedes sustituirla por pularda o perdiz). 300 g de calabaza cortada en dados. 250 g de espelta precocida. 50 g de hojas de lechuga. 2 dientes de ajo enteros y con piel. 2 ramitas de tomillo. 1 cucharadita de gelatina sabor mora. Media cebolla cortada en finas láminas. 25 g de nuez tostada y triturada. 1 puñado de moras. 2 cucharadas de aceite de girasol. Vinagre.

Cómo se hace: precalienta el horno a 200º C. Pon una cucharada de aceite en una bandeja y métela en el horno. Cuando esté bien caliente, introduce los dados de calabaza, el ajo y una de las ramas de tomillo. Salpimenta y hornea durante 15 o 20 minutos. Aparte, corta en láminas finas el pichón saltéalo en una sartén a fuego medio durante dos minutos (se trata de que se dore por fuera pero siga rosado por dentro). Reserva. Rocía la sartén con vinagre y añade la calabaza, una parte del aceite del asado (retira el ajo y el tomillo primero) y la espelta. Mientras se van cocinando, remueve constantemente para que no se queme la espelta. Si se empieza a pegar, incorpora un vasito de agua. Pinta el pichón con la gelatina de mora y vuelve a ponerlo en el fuego  durante un minuto. Coloca las hojas de lechuga y la cebolla en un plato grande. Espolvoréalo con las nueces. Añade las moras negras y las hojas de tomillo. Incorpora la calabaza y la espelta. Por último, haz una cama con todos los ingredientes y emplata el pichón.

Publicidad

3 Trenza de jabalí

Ingredientes: 500 g de carne picada de jabalí (puedes sustituirlo por cerdo ibérico). 1 cebolla pequeña rallada. 1 manzana tipo royal gala pelada, sin corazón y cortada en dados. 40 g de pan rallado. 12 bayas de enebro cortadas y trituradas. 1 cucharada de hojas frescas de salvia. 1 cucharada de brandi. 2 huevos medianos. 500 g de masa de hojaldre. Media cucharadita de semillas de mostaza negra. Media cucharadita de semillas de sésamo. Pimienta negra en grano.

Cómo se hace: pon la cebolla, la manzana, el pan rallado, las bayas de enebro, la salvia y el brandi en un recipiente grande y añade uno o dos granos de pimienta negra. Incorpora la carne picada y el huevo. Mézclalo todo con las manos. Comprueba el punto de sal friendo en una sartén una pequeña parte del relleno y probándolo después. Espolvorea la encimera con harina y desenrolla sobre ella la masa de hojaldre. Necesitamos un rectángulo de unos 35x26 cm. Con las manos húmedas, coloca el relleno en el centro, dejando unos 8 cm libres a cada lado. Haz cortes de 45º en los laterales, dejando 2 cm entre corte y corte. Pinta con huevo batido las tiras, y trenza el hojaldre colocando la tira de un lado sobre la misma del contrario, de forma que queden ligeramente superpuestas. Sella suavemente con los dedos la parte superior e inferior de la trenza. Colócala en una bandeja del horno, píntala con huevo nuevamente y déjala reposar durante 30 minutos. Pon a calentare el horno a 220º C, unta la trenza con más huevo batido y espolvorea sobre ella las semillas de sésamo y mostaza. Hornea diez minutos, baja la temperatura a 200 ºC y déjala 25 minutos más, hasta que el hojaldre esté dorado y el relleno caliente. Utiliza un pincho de cocina para comprobar si la carne se ha cocido. Si al sacarlo está muy caliente, ya está hecha; si está templado, déjalo más tiempo y vuelve a comprobar. La trenza se puede servir fría o caliente.

4 Perdiz glaseada con miel, peras y nabos

Ingredientes: 4 perdices enteras. 4 nabos medianos. 4 peras conferencia peladas, sin corazón y partidas por la mitad. 50 g de mantequilla a temperatura ambiente. 4 ramitas de tomillo. 1 cucharada de miel. 1 cucharada de harina. 250 ml de sidra de pera. 250 ml de caldo de pollo. 1 cucharadita de membrillo o mermelada de níspero. 2 cucharadas de aceite de girasol.

Cómo se hace: precalienta el horno a 20 ºC. Mientras tanto, pela y parte por la mitad o en cuanto partes los nabos. Colócalos en una cacerola con agua fría, llévalo a ebullición y hierve a fuego lento durante diez minutos. Retira, escurre y déjalos al vapor dos minutos más. Aparte, mezcla la mantequilla y el tomillo y frota bien las perdices. Después, mete una rama de tomillo dentro de cada perdiz. Unta la bandeja con el aceite e introdúcela en el horno. Coloca las aves, los nabos y las peras en la bandeja, ásalas 20 minutos y dales la vuelta. Baña las perdices con miel y hornea diez minutos más. Sácalo todo del horno, pero reserva el jugo del asado. Pon una cucharada en una sartén a fuego medio, agrega la harina, cocina un minuto e incorpora la sidra de pera. Deja que la mezcla hierva diez minutos, hasta que se convierta en un sirope. Añade el membrillo o la mermelada comprueba el punto de sal. Puedes servirlo todo acompañado con patatas fritas y rociado con el jugo del asado.

Publicidad

5 Rollitos de jamón rellenos de faisán con puré de apio

Ingredientes: 4 pechugas de faisán (puedes sustituirlo por perdiz o pularda). 8 lonchas de jamón serrano. 675 g de apio pelado y cortado en trozos. 300 g de patatas para asar, peladas y cortadas en cuadrados. 25 g de mantequilla a temperatura ambiente. 1 cucharada de hojas de salvia picadas. 1 rama de romero. 25 g de mantequilla. Leche. 2 cebollas medianas, cortadas en aros de 1 cm de grosor. Harina sazonada. Aceite de girasol.

Cómo se hace: precalienta el horno a 200ºC. Mezcla la mantequilla y la salvia. Reserva. Mientras, unta una bandeja de horno con unas gotas de aceite. Para formar los rollitos, coloca dos láminas de jamón superpuestas. Pon una pechuga de faisán sazonado en uno de los extremos y unta el otro con la mantequilla de salvia, y enrolla. Repite la operación para formar el resto de rollitos. Colócalos separados en la bandeja y hornéalos de 20 a 25 minutos. Sácalos del horno y resérvalos en un plato caliente cubierto con papel de aluminio. Aparte, introduce el apio, las patatas y el romero en una cacerola con agua y sal. Espera a que rompan a hervir y mantenlos de 15 a 20 minutos, hasta que estén blanditos. Escúrrelos y deja que se sequen unos minutos. Retira el romero. Reserva. Derrite la mantequilla en una sartén. Añade el apio y las patatas y machácalo todo. Incorpora un chorrito o dos de leche para dar cremosidad a la mezcla. Comprueba el punto de sal. Por otro lado, reboza los aros de cebolla en harina y fríelos hasta que se doren. Divide el puré de apio en cuatro platos. Emplata los rollitos y rocíalos , a gusto, con el jugo del asado. Adorna con la cebolla frita.