Las 12 claves del método Hygge para ser feliz, mes a mes

Entrevistamos a Meik Wiking, director del Instituto Danés de la Felicidad, y nos explica cómo conseguir el nuevo estilo de vida de la gente feliz: Hygge, "el arte de crear intimidad". Hemos hecho un calendario para todo el año con sus recomendaciones.

Un maratón de tele, un plan para recoger setas en otoño, un mercadillo de cosas usadas entre amigos, una escapada rural en pareja... Meik propone una veintena de planes que aseguran momentos felices. Nosotras destacamos estos 12, uno para cada mes del año.

Publicidad

1 Enero: chimenea y casa rural 

Que el fuego es un hit del bienestar lo sabemos, aunque en España pocas casas disfrutan de este lujo. ¿Y si probamos sus efectos un fin de semana en un hotel rural que la tenga? Hemos localizado La Botica, en Sigüenza, en mitad del hayedo de Tejera Negra. Solo tiene seis suites y dos de ellas con chimenea y jacuzzi. Lo más hygge... laboticahotelrural.com

2 Febrero: juegos de mesa

Las cartas, ese deporte nacional, nos mantienen cerca de otro de los objetivos hygge. ¿Por qué no probar cosas nuevas? ¿Sabías que uno de los mejores juegos de mesa inventados últimamente es español? Se llama Quorum y su objetivo es fomentar la ética y los valores. Es un juego de oratoria y discusión indicado para adultos y adolescentes. quorumgame.es 

Publicidad

3 Marzo: mes temático para viajar

Es otra de las geniales propuestas del libro. Si en verano se va a realizar un viaje en familia, ¿por qué no ir saboreándolo de antemano? Es la mejor forma de disfrutarlo. Si, por ejemplo, es Francia, Meik propone dedicar el mes de marzo a leer sobre el país, ver películas francesas, desayunar cruasanes y preparar el viaje concienzudamente entre todos.

4 Abril: club gastronómico

Si a tus amigos lo que les gusta es comer y beber, ¿por qué no hacerlo como expertos? Proponer una noche temática al mes, organizarlo cada vez en una casa, poner unas normas en el club entre todos y, después, preparar cada cata como un experto y enseñar a los demás a saborear el queso, el jamón, el vino, el chocolate... Es un placer asegurado.

Publicidad

5 Mayo: intercambio de libros con los vecinos

En Dinamarca no solo hablan del tiempo con los vecinos. Una de las costumbres que podemos importar de allí es la de poner en la escalera de nuestro edificio una mesa donde intercambiar los libros ya leídos. Además de divertido, es inspirador. En realidad es una costumbre que está muy extendida por el mundo.

6 Junio: buscar un buen lugar para un pícnic ​

¿Que no sabes dónde? Los clientes del buscador de viajes Skyscanner han votado los siete mejores de España: el mirador del Migdia, en Barcelona; la Quinta de los Molinos, en Madrid; el Salto de la Novia, en Castellón; la Paloma, en Málaga; la Torre de Hércules, en A Coruña; Cristina Enea, en Donosti, y la orilla del Tajo, en Toledo.

Publicidad

7 Julio: el momento de plantar

En la filosofía Hygge, el contacto con la naturaleza es esencial, nos asegura el escritor del libro. Y entre las muchas cosas que asegura que nos reportarían felicidad está la de plantar tu propia verdura en un huerto. Julio es el momento del apio, el calabacín, las espinacas, las coles, las cebollas o las zanahorias. ¿Te atreves? Tienes mucho que ganar.

8 Agosto: ver las Perseidas

Este año están previstas en torno al 11 de agosto. Las llamadas Lágrimas de San Lorenzo se pueden ver desde muchos sitios, pero desde el hotel Vincci Estrella del Mar, en Marbella, se pueden ver mejor. El hotel permite dormir al raso en sus camas balinesas para no perderse ni una sola de estas estrellas fugaces que prometen tan buena suerte.

vinccihoteles.com

Publicidad

9 Septiembre: mercadillo de cosas usadas entre amigos

Es el mes del cambio de armario y lo que percibimos como un infierno de cajas y antipolillas puede convertirse en una de las mejores tareas. Proponen en el libro Hygge que organicemos un mercadillo de intercambio con nuestros amigos y así evitaremos tirar lo que no nos sirve y aprovecharemos de otros lo que necesitamos. No hay mejor plan. 

10 Octubre: hacer conservas

Una costumbre que estamos perdiendo. Con nuestras abuelas están desapareciendo esos días de septiembre y octubre en los que se metían en la cocina con sus botes de cristal y nutrían la despensa para medio año. Si se te hace duro hacerlo sola, ¿por qué no organizas un plan con aquella de tus amigas que tenga una cocina más grande?