Este invierno apostamos por la cocina de huerta

La apuesta gourmet es la del producto de temporada y de la propia región. Así se come lo mejor de la tierra en cada momento y se reduce el impacto medioambiental sin traslados ni conservantes químicos.

Nos fascinan estas cuatro recetas con productos de temporada. Sabores naturales, orgánicos, olvidándonos de conservantes y disfrutando de la cocina más sana y gourmet. ¿Cuál vas a probar primero este invierno?

Publicidad

1 ​Tupinambo asado con col rizada

Ingredientes: 1 kg de tupinambo (es un tubérculo similar a la patata aunque con más sabor, parecido de aspecto al jengibre. Se puede adquirir sobre todo en tiendas ecológicas) ● 1 cabeza de ajo ● tomillo fresco ● aceite de oliva y de girasol ● el zumo de medio limón ● col rizada ● laurel

Cómo se hace: precalienta el horno a 220 ºC. Para preparar los ingredientes, pela y corta los tupinambos en dados (reserva las pieles), embadúrnalos con el ajo, el laurel, el tomillo, los dos tipos de aceite y salpimenta. Colócalos en la bandeja del horno y cocina durante 60 minutos. Es recomendable mover de vez en cuando para que se tuesten por todos los lados. Retira. Reserva dos tercios de los tupinambos y con el resto prepara un puré: tritura los dados con una nuez de mantequilla y un poco de agua hasta que quede una mezcla esponjosa y homogénea. Aparte, fríe durante 3 minutos las pieles del tupinambo en una sartén hasta que estén doradas y crujientes. Retira el exceso de grasa con papel. Para emplatar, haz una cama de puré y coloca encima los dados de tupinambo, algunas pieles fritas y unas hojas tiernas de col rizada (también valen rúcula o berros). Dale un toque con unas gotas de limón.

Publicidad

2 Caldo de pollo con cebollas tiernas y espinacas

Ingredientes: 12 cebolletas frescas o calçots ● 4 puñados de hojas de espinaca frescas ● el zumo de un limón ● aceite de oliva virgen extra

Para el caldo: 1 pollo sin piel y troceado ● 1 cebolla grande ● 1 puerro ● 2 zanahorias ● 1 rama de apio ● tomillo ● laurel ● pimienta ● cilantro 

Cómo se hace: rehoga el pollo en una cazuela junto a la zanahoria, el puerro, la cebolla, el apio, el laurel, el cilantro y el tomillo 5 minutos a fuego fuerte. Añade una pizca de sal y un litro de agua y cuece de 3 a 4 horas (añade más agua si la necesita). Aparte, asa las cebollas en una parrilla a fuego fuerte. Por otro lado, aliña las espinacas crudas con zumo de limón, sal, pimienta y aceite. Cuando esté el caldo, retira el pollo. Emplata disponiendo en cada cuenco un fondo de hojas de espinaca y cebolletas asadas o calçots. En la mesa, sirve el caldo directamente sobre el fondo de verduras.

Publicidad

3 Huevos con abadejo y pan de centeno

Ingredientes: 2 lomos de abadejo de 100 g cada uno ● 2 huevos frescos ● aceite de oliva virgen extra ● 1 nuez de mantequilla ● 1 manojo de cilantro fresco ● dos rebanadas de pan de centeno

Para el aceite de cilantro: 20 g de cilantro fresco ● 1 cucharada de aceite de oliva y otra de aceite de girasol 

Cómo se hace: para el aceite de cilantro, corta las hojas y los tallos y machácalos con un mortero hasta formar una pasta. Añade la sal y los aceites y cuélalo. Para el pescado, dispón los lomos de abadejo ya limpios en una sartén con aceite y mantequilla. Cocínalos unos tres minutos por cada lado para que se tuesten bien. Para los huevos, pon agua a hervir y, cuando alcance el punto de ebullición, añade el aceite de cilantro y remueve con una cuchara hasta que consigas crear un remolino. Rompe las cáscaras, suelta los huevos sobre él y deja que se escalfen durante 4 minutos. Por último, tuesta el pan. Emplata el pescado y dispón cada huevo sobre una rebanada de pan. Adorna con un chorrito de aceite y cilantro fresco. 

Publicidad

4 Cordero con rábanos crudos

Ingredientes: 300 g de pierna de cordero deshuesada ● 1 diente de ajo machacado ● 150 g de rábanos ● el zumo de un limón ● 1 rama de romero ● aceite de oliva virgen extra ● perejil

Cómo se hace: pon una olla en el fuego con un dedo de aceite a temperatura media. Sazona el cordero con sal y pimienta negra y, cuando el aceite esté caliente, échalo y cocínalo durante 3 o 4 minutos. Después, añade el diente de ajo y el romero y deja que siga en la olla durante otros 3 o 4 minutos (dale la vuelta para que se dore por ambos lados). Retira la olla del fuego (tapada para conservar el calor). Por otro lado, corta los rábanos en láminas finas  mézclalos en un recipiente con perejil, el zumo del limón y unas gotitas de aceite. Finalmente, corta el cordero en varias porciones, sazónalo con sal y pimienta negra y sírvelo junto con la ensalada de rábanos. Puedes inspirarte en la foto para hacer la presentación.

Publicidad

5 Productos de temporada

Aprovecha el mes de febrero porque es tiempo de acelgas, alcachofas, apio, berenjenas, brócoli, calabacín, col lombarda, coliflor, endibias, escarolas, espinacas, guisantes, habas, judías verdes, lechugas, pepinos, pimientos, puerros, rábanos, remolacha, repollo y zanahoria. 

Los rábanos

Este ingrediente suele comerse crudo en ensaladas y se sirve como aperitivo. Sus beneficios nutricionales son innumerables. Destaca por su alto contenido en fibra y vitamina C. Además, son muy bajos en grasas, ya que están compuestos principalmente de agua. 

El tupinambo

Tiene un ligero sabor dulce y una textura crujiente. Es un estupendo diurético y es rico en fibra, vitaminas y minerales. Además, ayuda a regular el azúcar en sangre, por lo que se recomienda a pacientes con diabetes. Se puede comer hervido para sopas y purés, asado para acompañar platos de carne o como sustituto de la patata.

Espinacas

Es una verdura ideal para mantener la línea, ya que tiene mucha fibra, sacia y es muy baja en grasas. Se recomienda su consumo de forma habitual, ya que favorece el tránsito intestinal.

La cebolla tierna

Tiene el tallo verde y dependiendo de la variedad puede ser blanca, amarilla o morada. Sabrosa y dulce, se suele recomendar en las dietas ya que se compone de un 90 % de agua. Además, reduce las inflamaciones.