La ruta de los cortijos andaluces, la mejor forma de despedir el verano

Disfrutar de los últimos rayos de sol de la temporada, de la suave brisa a la caída de la tarde, del sonido de los pájaros despertándote cada mañana... Déjate seducir por la magia del campo andaluz.

imagen de cortijos

¿Buscas un rincón tranquilo y apartado para hacer una escapada en septiembre? Recorremos 6 de los mejores cortijos andaluces perfectos para visitar en otoño. Vas a querer perderte...

Publicidad

1 Refugio de la jet

Finca Cortesín, Málaga

A pocos kilómetros de Marbella y de Sotogrande, en la localidad de Casares, esta finca-cortijo es el lugar elegido por muchas celebrities para reponerse, relajarse y dejarse ver en sus premiados restaurantes (Kabuki Raw, con una estrella Michelin, El Jardín de Lutz y Don Giovanni). Tamara Falcó, Luis Alfonso de Borbón, Cari Lapique o Eugenia Silva, entre otros rostros conocidos, se suman a las visitas secretas de la realeza europea durante todo el año. Aunque no suelen organizarse bodas, aquí se casó Carla Goyanes. ¿El plan perfecto? Una escapada de amigas para conocer su spa, en el que puedes disfrutar de tratamientos tailandeses como el Shiodhara para restablecer el equlibrio de la mente, masajes corporales ayurvédicos a base de aceites, faciales como el Matahari o el masaje indio de cabeza. 

fincacortesin.com


Publicidad

2 Familiar y refinado

Cortijo El Guarda, Cádiz


Sus cinco siglos de antigüedad palpitan en sus paredes blancas y en sus patios empedrados, y recibe este nombre porque aquí se hospedaban los guardas de la cercana finca del obispo de Sevilla. Este cortijo, que se encuentra en Alcalá del Valle, conjuga su marcado acento andaluz con la decoración contemporánea propuesta por sus actuales propietarios, los holandeses Miranda y Hans, dos enamorados de este valle gaditano. En el interior, cada detalle es único: las puertas, los techos, los enseres restaurados... e incluso la luz que inunda la habitación número 2 en otoño. Los desayunos en el patio, las cenas bajo las estrellas, la fragancia de la higuera junto a la fuente o la suave música de jazz durante las veladas nocturnas le dan ese aire de cortijo refinado. 

el-guarda.com

Publicidad

3 Auténtico chic andaluz

Hacienda de San Rafael, Sevilla

Recrear la estampa clásica de la clase alta andaluza es la especialidad de este cortijo situado en Las Cabezas de San Juan, que pertenece a los hermanos Patrick y Anthony Reid, propietarios de la conocida inmobiliaria Benchmark. Tiene once habitaciones y sus patios de buganvillas empedrados y las cenas al aire libre con productos de la tierra invitan al relax. La decoración lleva el sello de otro miembro de la familia, la it girl Kuki Mora-Figueroa, quien combina elementos de labranza con antigüedades y tejidos maravillosos traídos de sus viajes por el mundo. Si buscas privacidad, las tres encantadoras casitas con techo de paja y jardín privado con piscina son perfectas. En una de ellas, Pippa Middleton, la cuñada del príncipe Guillermo de Inglaterra, celebró su treinta cumpleaños con quince amigas. 

haciendadesanrafael.com

Publicidad

4 Bohemio gourmet

El Carligto, Málaga

En el corazón de la Axarquía malagueña, en Canillas del Aceituno, se esconde este cortijo al más puro estilo andaluz, perfecto para escaparse con amigas o como exclusivo refugio de enamorados. Sus propietarios, Alan y Marc, compraron la propiedad a una familia de agricultores que siguen trabajando el olivar y los viñedos de alrededor, y la convirtieron en un alojamiento sofisticado y elegante, lleno de detalles. Las habitaciones, con hammam, jardín privado y ducha en el exterior, ofrecen vistas al mar y la montaña. El chef cocina con los productos orgánicos de la huerta que él mismo cultiva y donde los clientes pueden participar en la recolección de productos de temporada. También prepara deliciosas pizzas o la especialidad de la zona, el chivito, en el horno de leña del refugio de caza, la casa complementaria de la finca: un alojamiento lleno de estilo decorado con sillas art decó con piel de cabra, alfombras hechas a mano... Un oasis para desconectar del mundo. 

carligto.com 

Publicidad

5 Un paraíso romántico

La Almunia del  Valle, Granada

Hace quince años dos madrileños, Patricia Merino y José Manuel Plana, decidieron cambiar su trayectoria profesional e irse al sur, donde se embarcaron en una aventura que hoy es su nueva vida. Su proyecto soñado, a los pies de Sierra Nevada, en la localidad de Monachil, se ha convertido en un escondite fabuloso para dar rienda suelta al amor lejos del mundo. Ideal para visitar la ciudad de Granada y disfrutar a su vez de la naturaleza, el cortijo está situado sobre una colina rodeada de olivos, almendros, árboles frutales, encinas, esparteras y hierbas aromáticas. La luz del sur, la atmósfera mágica del ocaso y el silencio son protagonistas en este lugar, cuyo menú diario se elabora con productos frescos de temporada y kilómetro cero. 

laalmuniadelvalle.com

Publicidad

6 Sueño de estetas

B Bou Hotel Molino del Arco, Málaga

Alrededor, olivares, viñedos y árboles frutales, y, de fondo, el rumor de la romántica serranía de Ronda, poblada de leyendas de bandoleros. La Andalucía más esencial se presenta ante tus ojos en este antiguo cortijo-almazara del siglo XVII que perteneció a la casa de los Clavero y fue rehabilitado por el arquitecto Pedro Enrique Santos Buendía. Cualquiera de sus rincones es inspirador: la piscina, las fuentes, la terraza o el jardín-huerta, diseñado por Miguel Fisac, Premio Nacional de Arquitectura, siguiendo el modelo tradicional hispanoárabe. Sus habitaciones respetan la arquitectura tradicional con sus techos abovedados, sus vigas de madera y sus suelos de barro y piedra. No hay que dejar de probar su restaurante: productos de la tierra y de su propia huerta acompañados del mejor aceite de oliva. 

hotelmolinodelarco.com